Á.G.A. / El Diocesanos UCAV iba a desafíar este sábado a un rival directo en la lucha por la salvación, Santa Marta de Tormes, en el encuentro que supondría su estreno en 2022 al no haber podido jugar la jornada anterior por positivos de coronavirus en La Virgen del Camino. Por el mismo motivo, con tres casos positivos en las filas abulenses, se ha aplazado el choque que tenía en la localidad charra, por lo que tendrá que esperar para que se produzca su debut en el nuevo año. Además, se han suspendido los encuentros Numancia B-Salamanca UDS B y La Virgen del Camino-Atlético Tordesillas.

Los salmantinos, con dos puntos más, ponían a prueba a los colegiales, a los que ya derrotaron ampliamente en Sancti Spíritu en el partido de ida por 1-4, destacando entre los visitantes el abulense Martiña, su máximo goleador con 9 tantos.

Pese a no haber podido competir en el nuevo año, “esta semana el ritmo de los entrenamientos ha sido bueno”, informaba el entrenador colegial José Alberto F. Somoza. La suspensión del encuentro anterior frente a La Virgen del Camino “nos ha hecho mucho daño porque llevamos dos semanas parados y era ante un rival directo en casa”. Así, “desvirtuamos la clasificación y te ves más lejos de lo que podíamos estar, por lo que no tenemos que agobiarnos y hacer lo del año pasado, ir partido a partido y jugar 16 finales”.

Respecto a los aplazamientos de partidos por coronavirus consideraba el míster amarillo que “es un problema grave” debido a que hay que jugar entre semana con los inconvenientes que conlleva en esta categoría donde la mayoría de los equipos no son profesionales y los jugadores han de atender sus estudios o trabajo.

El rival

Un partido de todos los complicados que tenemos, contra un equipo que lleva con la misma base de futbolistas mucho tiempo y que tiene muy claro a lo que juega”, apuntaba Somoza respecto del Santa Marta frente al que “todo lo que sumemos es restarles a ellos”. Del contrario opinaba que “compite muy bien, con futbolistas muy intensos y ordenados y de medio campo para arriba desequilibrantes, que sabe esperar el error del contrario. Aquí nos vencieron a base de transiciones porque partimos el equipo con mucha distancia entre líneas”.

Si nos equivocamos nos ganarán”, señalaba el técnico abulense, para quien “de los errores hay que aprender” y necesitaban corregirlos ante un Santa Marta que en casa ha obtenido tres de las cuatro victorias conseguidas en lo que llevamos de temporada.

Quique causa baja en la plantilla

Para el desplazamiento a Santa Marta, Somoza contaba con todos sus futbolistas, habiendo causado baja definitiva en la plantilla para preparar una oposición el capitán Quique, después de 17 años de estancia en el Diocesanos.