Ángel G. Alameda / En el primer partido después de la era Jimeno, el Real Ávila no cambió la negativa tendencia emprendida en el nuevo año, empatando a cero goles con el Mirandés B, de modo que de los doce puntos posibles sólo ha sido capaz de sumar dos. Los resultados más negativos de la presente temporada hacen que el equipo encarnado pierda la segunda posición y descienda hasta la cuarta plaza, eso sí empatado a 24 puntos con segundo y tercero, Arandina y Numancia B, respectivamente, y que serán los próximos rivales del conjunto abulense, ante los que se juega mucho las dos próximas jornadas.

Mal encuentro el vivido en el Adolfo Suárez, presenciado por el nuevo ocupante del banquillo, María Hernández, que tiene mucha labor por delante que hacer para cambiar el rumbo desviado del equipo que va a entrenar, sin demasiado fútbol que ofrecer a la desilusionada parroquia que espera mucho más del grupo de futbolistas fichados para ir a por el ascenso.

El Real Ávila afrontaba el choque con cambios en el sistema, un 4-4-2, y en el once inicial, volviendo al lado derecho de la defensa Carlos Pascual para entrar en el eje Marcos. El puesto en el flanco izquierdo del sancionado Llorián lo cubría Corozo, mientras que Javi de Mesa se quedaba en el banquillo saliendo en su lugar Calderón formando dupla en ataque con Aitor.

Tanteándose salieron los equipos al campo. La primera llegada de peligro tuvo lugar a los dos minutos en un mano a mano de Calderón que se mostró muy inocente ante el portero Adrián, que intervendría después para detener un disparo de Manu Moreira. Parecía que el Real Ávila quería marcar cuanto antes, aunque su timidez y la presión constante del filial del Mirandés lo impedía, con un centro del campo local que dejaba mucha distancia entre líneas y nadie tomaba el papel de director de orquesta.

Cuando se había cumplido algo más del cuarto de hora, Rubén Ramiro roba un balón y efectúa un tiro flojo a la derecha del marco rojillo. Tampoco tenía potencia un disparo de Manu Moreira que cogía sin problemas Adrián, desaprovechando una ocasión posterior Rubén Ramiro, que estaba en buenas condiciones de disparo y sin embargo decidió centrar.

La defensa del Mirandés B aplacaba sin demasiados problemas el ímpetu encarnado que no creaba un claro peligro, incluso cuando al filo del ecuador de la primera parte Manu Moreira lo intentaba con un disparo dentro del área, sin demasiada oposición, que se marchaba alto.

La ocasión más clara en las botas de Calderón

Quedaban dos minutos para el descanso y tras un córner probaba fortuna sin éxito Rubén Ramiro con un disparo desde lejos que se iba desviado. A punto de pitar el árbitro el entreacto, Calderón tuvo la ocasión más clara de la primera mitad. Le llegaba el balón en una contra iniciada por Aitor y conducida por Rubén Ramiro, pero no supo resolver frente a Adrián, tirando fuera.

El rumbo del Real Ávila no era el adecuado y por eso Jorge Solano -sustituto temporal de Jimeno- decidió al poco tiempo de la reanudación cambiar a cuatro jugadores. Quería dar más velocidad a las bandas sacando a Cristian y Javi de Mesa, al mismo tiempo que sujetar el centro del campo con Sergio Ramos y reforzar el ataque con Borja Rubiato. Aunque estas modificaciones dieron más movilidad y hubo más llegadas al área visitante, la verdad es que tampoco fueron la solución a la inoperancia ofensiva local, anulada por la solidez de la defensa mirandesista.

En el equipo abulense únicamente cabe reseñar en la segunda mitad un centro de Aitor por la derecha, marchándose de Ayerdi, pero sin que ningún compañero pudiera rematarlo; un cabezazo alto tras el saque de una falta por Javi de Mesa; y el despeje casi en la línea de gol de un centro chut por la izquierda de Corozo. En el bando visitante, su goleador Alfredo efectuó dos disparos que detuvo Brian, mientras que Soler, llegando por el ala derecha, efectuaba un chut que se iba por encima del larguero.

FICHA TÉCNICA:

 0 Real Ávila: Brian, Carlos Pascual, Dani Tena, Marcos, Manuel Sánchez, Rubén Ramiro (Javi de Mesa, m. 54), Domingo (Borja Rubiato, m. 63), Calderón (Sergio Ramos, m. 63), Corozo, Aitor y Manu Moreira (Cristian, m. 54).

 0 Mirandés: Adrián, Soler, Espinar, Navaridas, Ayerdi, De la Mata, Santolaya (Granado, m. 58), Sualdea (Zunzunegui, m. 90), Castillo (Santamaría, m. 69), Olguín y Marotías.

Árbitro: Francisco Javier Cabedo Figueredo (Zamora). Mostró tarjetas amarillas a los locales Corozo, Carlos Pascual y Manuel Sánchez; y al visitante Santamaría.

Incidencias: Encuentro aplazado, correspondiente a la undécima jornada del subgrupo B del grupo VIII de la Tercera División, disputado en el Estadio Adolfo Suárez, con asistencia de unos 250 espectadores.