@deportesavila / Poco a poco, el Bosco de Arévalo está configurando la plantilla que luchará la próxima temporada en la regional de aficionados. El club morañego ha anunciado la primera novedad en la misma, que no es otra que Javier Magro Sánchez, jugador de 22 años que hasta ahora pertenecía al Burgohondo y que la última campaña fue el máximo goleador de la categoría.

Un refuerzo importante para el equipo dirigido por Jordi, al incorporar los goles de Magro, delantero que ha estado en las categorías inferiores del Colegios Diocesanos y que el año pasado acreditó nada menos que 27 goles.

Por otra parte, el Bosco también ha dado a conocer la renovación del mediapunta Cristian Núñez, futbolista que volvió al equipo hace tres temporadas después de un par de años de parón. “Sinónimo de inteligencia y calidad, produce un equilibrio en el juego manejando la relación espacio y tiempo. Siempre sabe donde tiene que estar”, destaca el club arevalense.