@deportesavila / El pasado domingo Grizzlies Ávila participaba en Móstoles en la primera jornada de la novedosa Triple Bowl de flag football, un torneo en el que se estrenaban la mitad de los chicos abulenses y que era la segunda vez para la otra mitad.

La jornada empezaba con una exhibición de Cuervos Peewee, “una verdadera maravilla ver niños y niñas menores de ocho años dando sus primeros pasos en nuestro deporte y lo bien que se lo pasan quitando los flag a sus compañeros”, comentan desde Grizzlies Ávila.

A continuación, los U17 jugaban el primer partido, inaugurando la Triple Bowl ante los anfitriones, Cuervos de Fuenlabrada. Los chicos de Ávila fueron muy dinámicos y pusieron en práctica la mitad del playbook con bastante soltura, realizando las rutas bastante bien. Bien es verdad que a lo largo del torneo les perjudicaron muchísimo las intercepciones, uno de los aspectos que deben mejorar.

El segundo encuentro fue inmediatamente después, enfrentándose Grizzlies Ávila a Templars de Móstoles. Cometieron los mismos errores y el resultado fue el mismo que en el primer choque: una derrota. Los chicos, cansados, notaron mucho la ausencia de su center, Marcos, lesionado, que estuvo presente en todo el torneo en la banda animando a sus compañeros y sufriendo muchísimo.

El partido decisivo de la categoría U17 lo disputaron Cuervos de Fuenlabrada y Templars de Móstoles. Por los resultados anteriores, decidía el campeón de la primera jornada de la Triple Bowl, premio que cayó del lado de Templars.

Respecto a la categoría U13, los abulenses comenzaron nerviosos pero los debutantes pronto se asentaron. Realizaron las jugadas bastante bien aunque en ocasiones las hicieron un poco caóticas, lo que dio al traste con el resultado final, perdiendo el primer enfrentamiento.

El segundo partido fue mucho más completo para Grizzlies Ávila. Sorprendió gratamente el nivel defensivo de sus chicos, su concentración y disposición a luchar cada balón y cada jugada. Teniendo en cuenta que todos los jugadores menos uno son de categoría U11 -dos años menos-, lo hicieron de maravilla aunque el resultado no acompañara. Queda mucho trabajo táctico que reforzar y mejorar.

En resumen, magnífica tarde la que pasaron los chicos de Grizzlies Ávila en Fuenlabrada aprendiendo de la experiencia de dos grandes clubes y dando un pasito adelante en sus objetivos deportivos.

El club abulense quiere “agradecer al Ayuntamiento de Fuenlabrada y a la Concejalía de Deportes por las instalaciones, por las bebidas para los chicos, las carpas instaladas para cada club, por la música y por las facilidades que nos dieron para disfrutar de nuestro deporte”.

Grizzlies Ávila ya está preparando la segunda jornada de la Triple Bowl, que tendrá lugar el domingo 7 de abril en la capital abulense.