@deportesavila / El Real Ávila consiguió la victoria mediante un tempranero gol marcado por Calderón al Atlético Astorga,  poniendo fin a dos jornadas consecutivas con derrota frente a un equipo que llevaba cuatro partidos seguidos ganando. Un resultado que hace subir dos puestos al conjunto encarnado, ahora séptimo, y que le sitúa a tres puntos de los astorganos y a diez del play off, una semana antes de tener jornada de descanso según el calendario de la competición.

Triunfo en un buen partido de los de Jonathan Prado que pudieron alcanzar un marcador más abultado, errando una vez más un penalti. Ocasiones no faltaron a un once inicial que presentó algunas novedades respecto al que cayó en Becerril. En la defensa volvía Garretas en lugar de Rafa Álvarez, saliendo por primera vez como titular en la medular el ex gimnástico Domingo en detrimento de Jorge Sánchez y quedándose en el banco Diego Ortiz, con Javi de Mesa de nuevo sobre el terreno de juego en su habitual posición de interior zurdo, con Rubén Ramiro de media punta.

Empezaba bien el Real Ávila poniéndose por delante en el marcador a los ocho minutos del arranque, después que Manu Moreira enviase un buen centro desde la derecha al área visitante y allí Calderón rematase dentro del marco defendido por Raúl, sin oposición de la defensa. Quinto gol del delantero venezolano en la presente temporada, mostrando su eficacia ante el marco contrario pese a los pocos minutos que ha podido disfrutar sobre el terreno de juego,  haciendo olvidar a Rubo, tras la marcha de éste a la Arandina.

El encuentro estaba dominado por los locales, si bien era el Astorga el que tuvo oportunidades de empatar, primero deteniendo Alberto un tiro de Gonzalo, facilitado por la indecisión de la zaga abulense, y después salvando un disparo de Javi Amor. Rebasada la media hora de juego, Manu Moreira, bien posicionado, recibe una asistencia de Calderón y la jugada pudo haber terminado en el segundo gol pero Raúl lo impidió. Probó más tarde suerte Javi de Mesa con un disparo sin éxito.

En los minutos inmediatamente anteriores al descanso, Javi Amor era el protagonista de un par de ocasiones maragatas mediante el lanzamiento de una falta al borde del área que se marchó fuera y después con un tiro que atrapó Alberto.

Durante el segundo tiempo fueron pasando los minutos y aunque tanto Real Ávila como Astorga intentaron perforar la portería rival, no encontraron el camino. El que lo tuvo más fácil fue el cuadro encarnado que desperdició un penalti en el minuto 80 cometido por Jordan Blaise sobre Javi de Mesa. Tomaba la responsabilidad de lanzarlo desde los once metros Peli y enviaba la pelota por encima del travesaño, fallándose otra pena máxima más en la portería maldita, la situada en el fondo norte.

Hasta el final, una ocasión por equipo. La visitante a cargo de Uña rematando de cabeza fuera y la local ya en el descuento e inmediatamente antes de que el árbitro pitase la conclusión del choque. Mayorga no acertaba en el mano a mano ante Raúl.

Jonathan Prado: “Lo ideal es jugar contra equipos como el tuyo

Se ha visto que hemos sido mejores que otros días. Sabíamos que es lo que teníamos que hacer en todo momento. Nos hubiese venido bien no descansar la próxima jornada, pero nos servirá para recuperar el físico de algunos jugadores”.

FICHA TÉCNICA:

1 Real Ávila: Alberto, Sito Cruz, Edu López, Garretas, Llorián, Peli, Manu Moreira (Diego Ortiz, m. 60), Domingo, Calderón (Mayorga, m. 74), Javi de Mesa y Rubén Ramiro (Sergio Rivera, m. 86).

0 Atlético Astorga: Raúl, Sergio,, Jorge, Uña, Jordan Blaise, Gonzalo, José Manuel (Diego Peláez, m. 53), Taranilla, Santín, Javi Amor (Albertín, m. 65) y Javi García (Roberto Puente, m. 82).

Gol: 1-0 (Calderón, m. 8).

Árbitro: Francisco Rivera García (Valladolid), asistido en las bandas por Alberto Martín Diéguez y Miguel Ángel Reinoso Mangas. Mostró tarjetas amarillas a los locales Domingo y Diego Ortiz; y a los visitantes Javi, Amor, Santín, Jordan Blaise, Uña y al entrenador Miguel Ángel Miñambres.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la vigésimo quinta jornada del Grupo VIII de Tercera División, disputado en el estadio Adolfo Suárez, con asistencia de unos 350 espectadores.