Miriam Fernández / Las reiteradas ocasiones de David Terleira no le fueron suficientes a la Cebrereña para superar a un Diocesanos que aguanto sin perder la cara al encuentro a pesar de que sus jugadores empezaron a acusar la carga de minutos en sus piernas.

Arrancó el encuentro en El Mancho – Ángel Sastre con un objetivo claro para los jugadores de Pepe García sumar los tres primeros puntos de la temporada ante un rival directo que llegaba dispuesto a jugar su tercer partido en menos de una semana.

Con este objetivo entre ceja y ceja, la Cebrereña colgó el primer balón del encuentro al corazón del área, pero no encontraría destinatario. A pesar de ello, serían los colegiales quienes trataron de probar el estado de Garrosa, pero el disparo de Víctor se marchó por encima de la meta local.

El combinado verdiblanco, lejos de achantarse trató de dar respuesta a la intentona del conjunto visitante. Tras una falta cerca del medio campo, el balón colgado al segundo palo llegó a la cabeza de David Terleira, quien trató de asistir a Grillo, pero no consiguió conectar con el esférico.

Josito sufre un corte y se marea

Fruto de esta ocasión surgiría una serie de saques de esquina donde, en el minuto 5, en el intento de sacar el balón del área amarillo Josito chocó con un jugador verdiblanco y sufrió un corte de 10 cms. en su pierna que le obligaría a abandonar el encuentro y, como consecuencia del mismo, sufrió un mareo que obligó a detener el choque durante 10 minutos.

A la reanudación del partido pocas ocasiones dentro de las áreas se produjeron. Con el centro del campo desaparecido en los dos combinados, salieron a relucir las defensas que jugaron el papel más relevante.

Llegando al final de la primera mitad, volverían a llegar las ocasiones, pero Juli no consiguió conectar con un balón que se quedó en el área verdiblanco y David Terleira, por parte del conjunto local, tampoco consiguió hacerse con un balón templado que colgó Pablo Galán al segundo palo de la meta defendida por Mario Velayos.

Al regreso de los vestuarios, David Terleira tendría una de las ocasiones más claras hasta el momento. Diego Pérez recuperó el balón mientras los colegiales intentaban armar la primera jugada, y el delantero cebrereño se hizo con el balón en el área, pero su disparo se marchó cruzado por el lateral izquierdo de la portería de Mario Velayos.

Apenas dos minutos después sería el propio Pablo Galán quien tendría en sus botas la oportunidad de adelantar a la Cebrereña. El balón colgado por Sebas fue controlado por Terleira, quien puso el balón raso al punto de penalti donde llegaba Pablo Galán, pero el jugador verdiblanco contactó mal con el esférico cuando el meta amarillo ya se encontraba expuesto.

Trató el Colegios Diocesanos en devolver la moneda a los locales, pero tras un par de ocasiones seguidas no consiguieron que Garrosa tuviera que realizar ninguna intervención.

Gol anulado a Terleira

Con los hombres del Diocesanos intentando volcarse al ataque, la polémica se instauró en el Mancho. Tras un saque rápido de Garrosa, la zaga amarilla no conseguiría contactar con el esférico y el balón le caería a David Terleira, quien, con una excelente vaselina, batió al meta visitante, pero el linier levantó el banderín indicando posición antirreglamentaria del delantero local.

Los colegiales lejos de reaccionar cada vez se encontraban más sucumbidos por el juego de los locales, que buscaban con ahínco el tanto que abriera el marcador.

Grillo obligó a realizar a Mario Velayos una gran estirada tras un fuerte chut desde la frontal del área y, posteriormente, de nuevo David Terleira se encontró con un balón colgado en el corazón del área, pero no logró contactar con éxito con el esférico.

El Colegio Diocesanos que trataba de sacar fuerzas para volver a equilibrar la balanza obligó a Garrosa a realizar dos grandes estiradas para responder a los fuertes disparos de Juli y, posteriormente, de Sergio.

El partido poco a poco volvió a compensarse, aunque quienes dejaban muestras de querer ir a por el partido eran los pupilos de Pepe García. Aún así, quien tendría, de nuevo, una clara ocasión de gol sería el Diocesanos mediante Juli que cazó en el área un balón largo de Mario Velayos, pero no consiguió dirigirlo a portería.

Expulsión de Héctor

Cuando el partido estaba llegando a su fin, los problemas aumentarían para los hombres de José Alberto Fernández Somoza. Héctor vio la segunda amarilla al cometer falta sobre Guille Velayos que iba a plantarse sólo ante Mario Velayos.

La falta cerca de la frontal del área fue lanzada por David Terleira, pero un imperial Mario Velayos volvería a cerrar la puerta en las narices al delantero verdibanco.

A pesar de que las revoluciones del encuentro empezaron a subir a medida que llegaba el tiempo de descuento. Ninguno de los dos equipos consiguió llevarse el gato al agua y sumar tres puntos que hubieran sido una bocanada de aire fresco en una clasificación tan apretada.

FICHA TÉCNICA:

 0  C.D. Cebrereña: Garrosa; Garri, Juanma, Ruba, Titi, Iván; Grillo, Pablo (Manu, min.81); Pérez (Velayos, min.64), Sebas (Pichu, min.74) y Terleira.

 0  Colegios Diocesanos: Mario Velayos; Josito (Nacho, min.5), Héctor, Mario Hidalgo, Oli; Ángel Encinar, Víctor, Pablo Negro, Quique (Mayorga, min.57); Juli (Iván Vila, min.89) y Vicente (Sergio, min.57).

Árbitro: Guillermo Mate Rincón (Salamanca) mostró tarjeta amarilla a Sebas por parte de la Cebrereña y por parte del Diocesanos vio tarjeta amarilla Mayorga y expulsó por doble amarilla a Héctor Pose en el minuto 87.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la quinta jornada del Subgrupo B del Grupo VIII, disputado en el Estadio El Mancho – Ángel Sastre.