Ángel G. Alameda / El Real Ávila está demostrando que este año hay que contar con él como un serio candidato al ascenso. A un buen rival como el Burgos Promesas, que debutaba en esta temporada marcada por la frecuente suspensión de partidos por los positivos del Covid, fue capaz de superarle sobre el césped del Adolfo Suárez realizando un satisfactorio partido, con un gol en cada tiempo, obra de Cristian y Domingo, respectivamente. Después de las tres primeras jornadas venciendo en todas ellas, los encarnados colideran el Subgrupo B con la Segoviana, su próximo rival, ambos invictos y con nueve puntos.

Mereció el triunfo el conjunto abulense que fue superior durante la primera parte y que en la segunda se mantuvo atento cuando los burgaleses apretaron en búsqueda del empate, aguantando bien sus acometidas y sentenciando ya en el tiempo de descuento.

José Manuel Jimeno decidió hacer cambios en la alineación inicial respecto a la que derrotó al Almazán. De nuevo alternancia en la portería con Brian en lugar de Johan. En el eje de la defensa salía Marcos por Dani Tena, con Sergio Ramos en la medular en vez de Diego Ortiz.

El Real Ávila comenzó el encuentro generando las primeras ocasiones por medio de Borja Rubiato, con remates en los minutos 4 y 14 a sendos centros de Cristian por la derecha. Estos dos jugadores fueron de los más destacados en un choque que dominaban los locales jugando con balones en largo aunque conforme pasaba el tiempo las fuerzas se equilibraban, con ambas escuadras procurando no cometer errores y en ambas porterías con sus guardametas siendo meros espectadores.

Rebasada la primera media hora de juego, volvía a aparecer Borja Rubiato con un remate de cabeza que se marchó fuera. Poco después el Real Ávila estrenaba el marcador gracias a una buena jugada del equipo que concluía con un centro de Manu Moreira desde la banda derecha que remataba Cristian impecablemente dentro del marco del Burgos Promesas.

Hasta llegar al descanso, hubo ocasiones para que el marcador se moviera de nuevo. En el bando local tuvo una Manu Moreira mediante un remate que terminaba en córner. Y al visitante se le presentaron dos veces para empatar. La primera al perder un balón Sergio Ramos en el medio campo y culminar los burgaleses con un chut de Gabri que salía alto. Y la segunda en el lanzamiento de un córner por parte de Rosales que remataba de cabeza Munguía acariciando el poste.

En la segunda parte, el Burgos Promesas avisó a los dos minutos de la reanudación en una jugada personal de Rosales por la derecha que finalizaba con un remate de cabeza que salía fuera. Respondía el Real Ávila por medio de Borja Rubiato cuya acción detenía con acierto Gorka.

A la siguiente ocasión, Rubén Ramiro hacía su aparición disparando alto una asistencia de Manuel Sánchez. Un minuto después, Llorián sacaba una falta y Cristian remataba flojo a las manos del portero. Luego sería Manu Moreira el que disparaba con potencia y rechazaba el guardameta burgalés. Y en el lanzamiento de una falta por parte de Rubén Ramiro cabeceaba fuera Borja Rubiato.

El Real Ávila realizaba varios cambios con el fin de resistir las acometidas del Burgos Promesas, que no encontraba su camino para hacer el tanto del empate, jugando con más corazón que cabeza. Los encarnados aguantaban bien e incluso sentenciaban en la prolongación al colar Domingo una pelota sin dueño al fondo de la red, tras lanzar Rubén Ramiro un córner, para hacer el definitivo dos a cero.

José Manuel Jimeno: “Una victoria superlativa contra un equipazo

Me encuentro muy satisfecho por las tres victorias consecutivas con nueve puntos que sumamos. El equipo ha estado muy sólido en todos los momentos, concediendo muy poco a un rival que tiene muchos y buenos recursos y que en determinados momentos nos sometieron y tuvieron el control del juego. Para mí es fundamental saber contra quien juegas y poner en liza a los jugadores oportunos. Han sido tres partidos contra tres equipos que tenían capacidades distintas. En Tercera División tienes que estar preparado para jugar a todo, adaptarte a todos los momentos y a todos los campos. Nosotros tenemos una plantilla lo suficientemente amplia para ello. La semana que viene jugamos por primera vez fuera de casa y será otro contexto y otro rival. La dificultad va creciendo según van pasando las semanas. Ahora viene la Segoviana que tiene también pleno como nosotros. Nuestro equipo destila buenas sensaciones y ojalá no paremos. Damos las gracias al público porque es una verdadera fiesta, con la gente enchufada y animando.

Cristian: “Era un partido muy difícil

Muy contento con el resultado porque era un partido muy difícil y he tenido la suerte de meter el primer gol. Los tres puntos eran importantísimos ante un rival directo.

Fosky: “El Real Ávila es un equipo compacto y con verticalidad ofensiva

Para el entrenador del Burgos Promesas el partido había sido “igualado, muy competitivo, con una parte para cada equipo. En la primera ha habido más acercamientos del Ávila con centros y a balón parado y la segunda ha estado más a nuestro favor. El resultado se ha decidido por pequeños desajustes en el área. Para nosotros era la primera jornada y creo que hemos competido en uno de los campos más difíciles.”

FICHA TÉCNICA:

2 Real Ávila: Brian; Sito Cruz, Carlos Pascual, Marcos, Llorián; Manuel Sánchez (Calderón, m. 85), Sergio Ramos (Domingo, m. 71); Cristian (Javi de Mesa, m. 74), Rubén Ramiro, Manu Moreira; Borja Rubiato (Camilo, m. 85).

0 Burgos Promesas: Gorja, Iván Serrano, Marcos Olguín, Munguía (Iago, m. 75), Matías Rosales, Gabri Ortega (Diosbert, m. 80), Nacho Heras, Lavsamba, Didier, Sergio Esteban y Pibe (Barahona, m. 65).

Goles: 1-0 (Cristian, m. 33), 2-0 (Domingo, m. 92).

Árbitro: Javier Muriel Isidro (Salamanca). Mostró tarjetas amarillas a los locales Manu Moreira y Carlos Pascual; y a los visitantes Lavsamba y Pibe, así como al delegado del Burgos Promesas, José Ramón Sainz, expulsando con roja directa a su segundo entrenador, Benjamín Vidal (m. 56).

Incidencias: Encuentro correspondiente a la tercera jornada del Subgrup B del Grupo VIII de Tercera División, disputado en el Estadio Adolfo Suárez, con asistencia de unos 450 espectadores.