@deportesavila / El sábado y domingo, 19 y 20 de diciembre, con participación de clubes de Burgos, Valladolid, León, Salamanca, Palencia, Segovia y Ávila, se ha celebrado en el Polideportivo Lalo García de Valladolid, el Campeonato de Castilla y León 2020 de Esgrima, en las categorías cadete, júnior y sénior, con una estupenda cosecha para los tiradores del Esgrima Santa Teresa de Ávila, sumando seis títulos autonómicos, más tres subcampeonatos y seis terceros puestos.

La única competición de Esgrima que se ha realizado en Castilla y León desde el inicio de la pandemia ha estado marcada por las medidas de seguridad higiénicas y por la ausencia de publico en las gradas del Lalo García. Pese a las mascarillas, se podía apreciar en la expresión de los ojos de los deportistas la alegría del reencuentro con sus compañeros de armas y las ganas y el entusiasmo por la vuelta a la competición.

Como no podía ser de otra manera, el Club de Esgrima Santa Teresa de Ávila estaba presente en esta cita, que ha podido contar, a pesar del miedo de algunos padres en la próxima reunión de Navidad con los abuelos, (así lo han hecho constar) del temor por el contagio al coronavirus, con una reducida participación, pero excelente, teniendo en cuenta los resultados conseguidos.

De las siete categorías en la que participaban los teresianos, han conseguido 6 títulos de campeón de Castilla (6 medallas de oro -4 títulos en individual y 2 por equipos-), 3 subcampeonatos (3 medallas de plata) y 6 posiciones más en el cajón de los premiados con medallas de bronce.

Los varones Javier Lucas, Rodrigo Ramón, José María Gallegos, Pablo y Manuel Ramón, se alzaban con los títulos por equipos, en las categorías cadete y junior.

Javier Lucas se proclamaba campeón de Castilla y León en las categorías sénior y júnior de sable masculino, mientras que Rodrigo Ramón era subcampeón en cadete y bronce en la categoría júnior.

En femeninas cadete y júnior de sable, las esgrimistas abulenses fueron muy superiores al resto, consiguiendo todos los puestos en los cajones de premiados y repitiendo los mismos puestos en las dos categorías.

Inés Valverde conseguía el título de campeona de Castilla y León de sable femenino cadete y júnior, en tanto que Jimena Buenadicha lograba sendas platas en las dos categorías, y Mireia Rincón y Ana Martín los bronces.

En conclusión, buen final de año para esta extraña temporada con ausencia de competiciones.