Los hermanos Álvaro y Samuel Díaz, jovencísimos pilotos de Rivilla de Barajas, participarán por primera vez en la veterana competición de su localidad

@deportesavila / El Gran Premio de Motocross Rivilla de Barajas recupera la normalidad después que el año pasado tuviera que implantarse la limitación de aforo a 1.000 personas y la prohibición del consumo de cualquier tipo de bebida, según una nota de prensa del ayuntamiento abulense.

La prueba motociclista por antonomasia en la provincia se celebrará en la noche del viernes 29 de julio, con 35 pilotos inscritos, distribuidos en las categorías de SX1, SX2 y Alevín, habiéndose mejorado la iluminación de algunos puntos del circuito con nuevas torres de focos, de cara a garantizar la seguridad y la visibilidad del publico asistente.

Además, este año contará por primera vez en sus 43 ediciones con la participación de dos niños de la localidad, los hermanos Álvaro (9 años) y Samuel Díaz Moyano (6 añitos), que se estrenan en 2022 como federados. Ambos tienen una ilusión enorme, tanto o más que los vecinos de Rivilla de Barajas, que los animarán con pasión. Otros pilotos abulenses inscritos son Claudia Jiménez, Rubén Jiménez, Juan Antonio Conde, Diego Crespo, Juan Martín, Héctor Dueñas e Iván Martín.

El Gran Premio de Motocross de Rivilla de Barajas es la competición de motor con más solera en toda la provincia de Ávila. Probablemente en la actualidad no hay ninguna prueba en España que cuente con tanta tradición y antigüedad.

Tabola en los años 80 y Óscar Gallardo a principios de los 90, han dejado paso a otros pilotos de la talla de Raúl Méndez, Mataix, o Matias Nilson, campeón de Europa absoluto de motocross. Corredores números uno de su país y de Europa que nunca olvidan lo especial que es esta gran cita. Única por la expectación que despierta en toda La Moraña y única por la afición, que vive el motocross como algo espectacular, donde la implicación con los pilotos es total.

El precio de las entradas para asistir a esta prueba, valedera para el Campeonato de Castilla y León de supercross, es de 5 euros los adultos y 2 los niños. Las verificaciones administrativas y técnicas tendrán lugar a las 21:30. Una hora más tarde comenzarán los entrenamientos, para a las 23:00 horas dar inicio a la carrera.

Artículo anteriorEl sábado, primer ensayo de pretemporada para el Real Ávila
Artículo siguienteCampamento urbano en Moraleja de Matacabras del 7 al 10 de agosto