@deportesavila / Después de la finalización del estado de alarma, la Federación Hípica de Castilla y León (FHCYL)  ha reelaborado el calendario de actividades deportivas para lo que resta de 2.020, comprendiendo once competiciones en la provincia de Ávila, una de carácter internacional, seis de carácter nacional y cuatro de carácter territorial. Abarcan tres especialidades hípicas: Trec, Raid y Concurso Completo.

Suspendido por segundo año consecutivo el histórico concurso nacional de salto de obstáculos que se celebraba en la capital durante el mes de agosto, la actividad hípica en la provincia abulense arrancará con la disputa de las únicas tres pruebas de Trec previstas por la FHCYL en su calendario de 2020, todas en Riocabado y en la misma fecha: el 5 de septiembre. Se trata del internacional Trec Fite y los nacionales Trec*** y Trec**.

Igualmente, Ávila acapara todas las pruebas de Raid que se disputan en Castilla y León. El 22 de septiembre tendrá lugar en Santa Cruz del Valle el CET 0*-60-40-20 KM, organizado por la Yeguada Muñoz Gómez. Y en el mes de octubre la FHCYL es la encargada de organizar dos pruebas: el CEN* Ávila y el CEN* Riocabado, los días 3 y 27, respectivamente.

Por lo que se refiere al Concurso Completo comprende cinco pruebas en la provincia durante el mes de octubre, empezando el día 4 en Riocabado con el CCT 100-60-40, organizado por el Club Deportivo Horas a Caballo. Tres concursos corren a cargo del Club Hípico La Piedra del Caballo en Piedralaves: el CCT 100-80 el día 17, el Canadian Camp-CCN 100 y el Canadian Camp-CCN 80, ambos el día 24. Y el Club Hípico El Carmen será el responsable del CCT 90-60-40, a celebrar en Candeleda el 6 de diciembre.

Ayudas para la reactivación de la hípica

La FHCYL va a destinar hasta un total de 32.500 euros como ayuda extraordinaria a los clubes federados y homologados que organicen competiciones nacionales en la temporada 2020. Una ayuda de la que ya disponen las competiciones territoriales sin necesidad de vivir situaciones especiales como la actual.  Todo ello como estímulo a la reactivación de la actividad deportiva en hípica.

Por otra parte, la FHCYL ha extremado las medidas de prevención y de higiene recogidas en los protocolos sanitarios, con el fin de contribuir, entre todos, a una vuelta a la competición segura.