Nota de prensa / Medallista en competiciones internacionales en piscina y también en aguas abiertas, subcampeona de España absoluta en piscina y tercera en el campeonato de España de larga distancia. Hablamos de Aroa Silva, una joven de 18 años que compagina su trayectoria deportiva con su formación académica estudiando el Grado en Nutrición y Dietética en la Universidad Católica de Ávila (UCAV) de forma semipresencial.

Pero su trayectoria no finaliza ahí, también ha sido campeona de España en varias disciplinas que la han llevado a estar dentro del equipo nacional durante cuatro años, viajando por diferentes lugares del mundo.

Una agenda repleta de competiciones que la llevó a elegir la UCAV por ser “una de las universidades que mejor me podría ayudar a compatibilizar el deporte de alto nivel con mi nueva etapa en los estudios”. El Grado en Nutrición y Dietética es la titulación en la que Aroa Silva ha empezado a formarse. “Quería que mi carrera estuviese vinculada de alguna forma u otra al deporte. Una de las cosas que el tiempo me hizo ver era que tener unos buenos hábitos de vida y de alimentación eran muy importantes para mi carrera deportiva. Poco a poco me fue interesando más este mundo y cuando empecé el bachiller ya tenía claro que quería especializarme en nutrición deportiva”, señala la estudiante asturiana.

La estudiante organiza sus estudios en función de los horarios en los que entrena: “Hay veces que a lo largo del día tengo tiempo entre sesión y sesión de avanzar cosas de la Universidad, y otros en los que no puedo hacerlo a lo largo del día y lo recupero por la noche”.

Y es que, en palabras de la deportista asturiana, “estudiar en la UCAV me ha dado el privilegio de poder entrenar al 100%. Normalmente no me puedo conectar a las clases porque entreno toda la tarde, pero poder acceder a la plataforma después, ver todas las clases y en la calidad que son subidas es algo que en otras universidades no podría”.

Además, asegura que, a pesar de ser un año complicado por la situación en la que vivimos, empezó la temporada estando en su mejor momento: «He podido competir y competir bien, que eso ahora es todo un privilegio”.

Aunque la relación de la estudiante del Grado en Nutrición y Dietética con la natación empezó desde que era pequeña, lo cierto es que al principio no se llevaba muy bien con el agua y “siempre iba un nivel más lento que el resto de sus amigos”. Sin embargo, asegura que en la actualidad el deporte le ha aportado disciplina, organización, constancia y sobre todo, “saber que con mucho trabajo, ganas y tiempo se puede llegar muy lejos”.

Aroa Silva sueña con ir a los Juegos Olímpicos: “Hace un año te diría que hasta París 2024 seguiría nadando, pero después de lo que hemos vivido este año, creo que tengo que ir temporada a temporada, día a día. Lo que sí tengo claro es que seguiré nadando hasta que deje de disfrutar tanto como lo hago ahora”.