@deportesavila / El tenista abulense Jesús Cenalmor ya conoce el nombre de sus rivales para la disputa de su quinto torneo internacional de este año para mayores de 60 años. Mañana sábado viaja hasta la Playa de Gandía para hacer frente a un torneo de grado 2 de la ITF.

Con la condición de cabeza de serie número 8 del cuadro por ser el 300 del ranking mundial de su edad, debutará el lunes 15 de octubre, a las 9:30 horas, contra el francés Dominique Becker. De ganar este partido jugaría contra el campeón de España Javier Molina, que es el número 1 y gran favorito para adjudicarse el torneo. Enfrentarse a Molina “sería todo un premio”, dice Cenalmor, a la trayectoria de este abulense que lleva 40 años compitiendo como tenista federado y 12 disputando los más importantes torneos ITF que se celebran en España.

Después de Gandía, Jesús jugará del 26 de noviembre al 1 de diciembre en La Manga (Murcia) y si le queda algún día de vacaciones en su trabajo -sus rivales no lo hacen-, intentará terminar el año en Sevilla del 3 al 6 de diciembre en el Club de Tenis Blas Infante. Ya se encuentra planificando el calendario de torneos ITF para 2019.

En contra de lo publicado por un medio de comunicación, Jesús Cenalmor no va a “decir adiós a los torneos ITF”, pese a la falta de ayuda del Ayuntamiento de Ávila y la “nulidad” de la federación castellano y leonesa. “Yo, seguro que moriré en una pista compitiendo y no en la cama”, indica.

Por otro lado, el equipo del tenista abulense durante los últimos tres años, Club Paguera de la Federación de Tenis de Islas Baleares, ha logrado el ascenso a la máxima categoría (A) del Campeonato de España por equipos con el conjunto +65, mientras que el equipo +60 se juega el ascenso en Mallorca el día 21 de octubre contra el Club Tenis Chamartín de Madrid, también a la máxima categoría. Si lo consiguiese, el próximo año estarán compitiendo contra los clubes punteros de España y con posibilidades de ser campeones.