Ángel G. Alameda / El Real Ávila se desplaza a tierras palentinas para medirse en la tarde del sábado al Cristo Atlético, en un partido clave para los encarnados ante un rival con el que están igualados a puntos y al que están obligados a ganar, no solo para dejarle atrás, sino para acercarse al Numancia B, del que distan ocho puntos que podrían reducirse si cae en esta jornada frente al líder, Zamora.

El empate o la derrota son resultados que prácticamente dejarían fuera a los de Jonathan Prado, quienes jugarían un tramo final de la liga sin nada por lo que luchar. Tanto Real Ávila como Palencia Cristo Atlético saben que sus opciones de disputar el play off pasan por empezar en este choque ganando para luego continuar sumando de tres en tres y esperar los errores del filial numantino y del Astorga.

Para Prado el encuentro será su retorno a la Nueva Balastera pero dirigiendo al conjunto visitante, después de hacerlo la pasada temporada al cuadro palentino. El técnico ha destacado de su antiguo equipo que “va en línea ascendente”. Así lo muestran los últimos resultados desde que Julio César se hiciera cargo del banquillo morado en sustitución de Pablo Huerga. Ha ganado seis de los últimos siete partidos -solo perdió y por la mínima con la Arandina-, teniendo además una jornada aplazada en Briviesca, uno de los últimos clasificados.

Del Palencia Cristo Atlético ha dicho el entrenador encarnado que “aprovecha muy bien los últimos minutos a balón parado” y en función de quien juegue cambia el perfil del equipo. Tras el empate frente al Bembibre, Prado afirma que “no vale llegar 16 veces al área y hacer 4 ocasiones”, sino que “tenemos que dar más en el campo”. “No podemos hacer 45 buenos minutos en Burgos y llegar aquí y hacer los primeros 20 minutos muy malos”, señala, advirtiendo que “tenemos que cambiar el chip si queremos seguir con vida para no terminar los dos últimos meses sin nada por lo que pelear”.

Lo que quiere el entrenador encarnado en este desplazamiento es “revertir una situación de la que no terminamos de salir”. Le preocupa el estado del césped de la Nueva Balastera -se ha quejado hasta el propio Palencia-, “un campo grande que nos viene bien por las dimensiones”. Allí tendrá que mejorar sus prestaciones ofensivas -únicamente ha marcado un gol en los cuatro últimos partidos- ante la sólida defensa palentina, que en ese período solo ha encajado un par de tantos y que como local ha caído en cuatro ocasiones, ante Burgos Promesas, Numancia B, Tordesillas y Arandina.

Sumar los tres puntos es el objetivo de un Real Ávila al que le resta un calendario a priori accesible si quitamos las confrontaciones en el Adolfo Suárez con Arandina y Astorga. Al Cristo Atlético le derrotó con claridad en la primera vuelta por 3-0, con goles de Iván Vila, Peli y Javi de Mesa. Durante la última visita a la capital palentina, los abulenses empataron a cero.

En el Real Ávila seguirán siendo baja por lesión Issa y Rubén Ramiro, siendo duda Diego Ortiz, para un choque que podrá visionarse en internet a través de Footters y escucharse por Radio Centro y Onda Morada.

PALENCIA CRISTO ATLÉTICO – REAL ÁVILA

Sábado 9 de marzo de 2019

Hora: 18,30

Campo: Estadio La Nueva Balastera