Ángel G. Alameda / Los dos equipos abulenses que militan en el grupo VIII de Tercera División juegan en el tramo final de la competición un derbi de vital importancia para ambos por distintos motivos. Para el Real Ávila con el fin de no perder comba con la cuarta plaza que da acceso a disputar el play off y para la Cebrereña tratando de salir del puesto de descenso que actualmente ocupa. Los dos contendientes son conscientes de que únicamente les vale el triunfo.

El foco de atención estará en la tarde del domingo en el Adolfo Suárez. Los anfitriones, después de lograr el último sábado una victoria por goleada a domicilio frente a La Bañeza, rompiendo el maleficio de la falta de gol -uno solo anotado en  seis jornadas-, llegan al duelo ante los verdiblancos con no demasiado optimismo, según Jonathan Prado, porque “la semana no ha sido nada buena, esperemos cambiar el chip si queremos competir el domingo. A día de hoy no estamos en las mejores condiciones”.

Haber ganado en La Bañeza no implica que hayamos hecho nada, es más tenemos un déficit de puntuación con la cuarta posición como para dejarnos ir a falta de ocho partidos”, afirma el míster que no ha visto buenas sensaciones en sus jugadores en los entrenamientos.

Opina Prado que “todos los derbis son peligrosos, ya se demostró en el partido de la ida. Lo único que puede variar son las dimensiones del campo”. A su vez, el entrenador de la Cebrereña, en declaraciones a Ser Deportivos Ávila, vendrá a “sacar algo positivo en un campo complicado como es el Adolfo Suárez. Si tenemos un equipo solido tendremos opciones, si no el Ávila nos pasará por encima porque es un equipo que domina bien los espacios”.

Acerca del derbi Pepe García considera que “en un partido como éste todo el mundo quiere jugar”. Sobre su equipo estima que no es de los que intente meterse atrás. “No nos gusta. Si no asomamos al área contraria será porque el contrario no te haya dejado, no porque no lo hayamos intentado”, opina el técnico verdiblanco.

No es normal que un equipo como el Ávila se tire tantos partidos sin hacer gol, teniendo en cuenta la calidad que tiene de medio campo hacia adelante. Choca que un equipo tan ofensivo tampoco encaje goles pero tiene futbolistas por dentro con mucho empaque y defensas con veteranía en la categoría que saben manejar muy bien los registros”, señala García.

El Real Ávila no ha perdido en sus últimos ocho partidos que le han permitido sumar tres victorias y cinco empates. En el caso de la Cebrereña la dinámica positiva que llevaba con cuatro jornadas consecutivas invicta, se rompió con la derrota ante el Júpiter Leonés que les ha conducido a ocupar la decimoctava posición, metida en puesto de descenso, a  un punto de la salvación.

A deshacer el empate

El derbi provincial entre Real Ávila y Cebrereña es reciente en Tercera División. Se disputa desde el año 2005 cuando ascendieran los de Cebreros a categoría nacional. Desde entonces se han enfrentado 15 veces con un balance equilibrado de 6 victorias para los de capital, 3 empates y 6 triunfos para la ‘Cebre’, que es quien domina los resultados desde 2010, dado que en los últimos nueve años ha podido ganar a los encarnados en seis ocasiones, empatar en dos y perder en otras dos.

En la primera vuelta la Cebrereña consiguió superar en El Mancho al Real Ávila por 3-2, con hat-trick de David Terleira y goles visitantes de Garretas e Iván Vila.

Jugadores de los dos equipos equipos han estado en el conjunto contrario. Así, Juli y Mayorga militaron antes en la Cebrereña, mientras que Garri, Perdi y Pakato lo hicieron en el Real Ávila.

El técnico de los encarnados tendrá las bajas de los lesionados Issa y Rubén Ramiro, recuperando a Diego Ortiz tras cumplir la sanción por ciclo de amonestaciones. Por su parte, el entrenador culturalista no podrá disponer de Chino Zapatera y De Miguel por lesión, esperando poder contar con Ruba, aunque solo sea por algunos minutos.

REAL ÁVILA – CEBREREÑA

Domingo 31 de marzo de 2019

Hora: 17,00

Campo: Estadio Adolfo Suárez