Ángel G. Alameda / A la Cultural Deportiva Cebrereña le toca jugar fuera esta jornada por segunda vez consecutiva. Tras no haber logrado aún la victoria, con una racha de resultados negativos que le han llevado a ocupar el farolillo rojo de la clasificación, tiene ante sí un reto muy complicado porque le toca viajar al campo de la Arandina, uno de los equipos que quieren conseguir el ascenso.

A priori, las posibilidades de puntuar son mínimas. Los arandinos llevan seis victorias, un empate y una sola derrota -ésta sufrida en la última jornada en Zamora-, que les permiten ocupar la segunda posición, a un punto del líder.

Con independencia de la difícil situación en la tabla, la ‘Cebre’ tratará de mostrar su mejor versión si quiere conseguir un resultado positivo, consciente de que los de Aranda de Duero no les van a dar facilidades. Entre las asignaturas pendientes de los verdiblancos se encuentra la de sorprender a los equipos grandes del grupo y ahora es la ocasión de poder llevar a cabo este reto.

El cuadro abulense sabe que deberá hacer un encuentro de sobresaliente para plantar cara a un equipo plagado de jugadores de mucha calidad, que muestra una gran acción ofensiva y defensivamente tiene un nivel alto. Prueba de ello es que son el cuadro máximo goleador y el menos goleado, compartiendo esta situación con la Segoviana, con 17 tantos a favor y 3 en contra. Su mejor artillero es Borja Rubiato, delantero madrileño con ascendencia abulense, que ha anotado hasta el momento cinco goles. En sus filas milita el centrocampista ex del Real Ávila, Ángel Encinar.

Primero de los tres compromisos en una semana

La Cebrereña está obligada a mantener el orden durante los noventa minutos. Cualquier error que cometa lo pagará muy caro, pese al cansancio que se supone ha acumulado la Arandina al haber tenido que jugar entre semana un partido de la Copa Federación ante el Bupolsa que le ha llevado a clasificarse para la fase nacional de este torneo. La acumulación de minutos y la distribución de los mismos es clave en el primero de los tres encuentros que deben jugar los equipos del grupo VIII, dado que el festivo 1 de noviembre también habrá jornada de liga.

El técnico abulense ha dicho a Diario de la Ribera que “la Arandina es un conjunto tremendamente competitivo, atesora muchísima calidad y dispone de jugadores con pegada y desequilibrantes. Va a ser difícil aunque lo vamos a intentar. Hemos merecido ganar algún partido ya pero por detalles se nos ha escapado la victoria. Nuestras opciones pasan por estar ordenados y tratar de que la Arandina tarde en anotar gol”.

Javier Álvarez de los Mozos, el entrenador de la Arandina, no se fía del rival pese a su mala situación clasificatoria. Apunta a David Terleiracomo un jugador peligroso a tener en cuenta” sobre el que intentarán que “se encuentre lo más incómodo posible” de cara a la portería del equipo local. “Lo verdaderamente importante es generar ocasiones” y más “cuando nos enfrentamos a equipos de la mitad de la tabla para abajo”, aunque “la Cebrereña tratará de ponernos un partido complicado”, lo que “nos hace estar más concentrados, metidos en el partido, tener más precisión en las últimas acciones y mucha más eficacia en las ocasiones”.

La semana pasada Pepe García no pudo contar con un jugador clave como Ruba que estaba sancionado. Afortunadamente para él, ya ha cumplido su castigo y podrá estar entre los que salten al terreno de juego de la ciudad a orillas del Duero. Por su parte la Arandina tiene a todos sus futbolistas disponibles.

ARANDINA – CEBREREÑA

Domingo 28 de octubre de 2018

Hora: 18,00

Campo: El Montecillo

Árbitro: Daniel Gómez Esteban (Zamora)

Asistentes: Diego Refoyo Matellán y Antonio Morales Fernández