@deportesavila / En un tiempo récord tras rescindirle el contrato la escudería checa Alcolade Smrz Racing, el piloto abulense encontró un hueco en el Machado Came Sbk para competir en la penúltima prueba del mundial de Supersport 300 que se celebraba en el Circuito de Jerez-Ángel Nieto, lastrada con la trágica noticia del fallecimiento de Dean Berta Viñales, compañero en la misma categoría y amigo del piloto sotillano.

Muy afectado por el suceso, Víctor escribía en las redes sociales: “No puede ser, descansa en paz amigo! Te voy a echar mucho de menos, gracias por todas nuestras risas y charlas, en los circuitos y fuera de ellos. He disfrutado cada segundo a tu lado!! 15 años, no es nada justo. Nunca te olvidaré hermano, vuela alto”. Daba las gracias al malogrado Viñales “por darme fuerza y empujarme hoy. Te he sentido en cada curva y quiero que sepas que la carrera de hoy es para ti y para toda tu familia y equipo. Sigue dando gas en el cielo y cuida mucho de todos aquí abajo amigo mío!”.

Un sentido y afligido mensaje del piloto abulense que finalizaba en decimoquinta posición tanto en la primera como en la segunda carrera, ganadas por Jeffrey Buuis y Bahatin Sofuoglu, respectivamente, perdiendo posiciones cuando estaba luchando por el podio al sufrir una “colisión en la última vuelta por culpa de otro piloto”.

El mundial de Supersport 300 finaliza este fin de semana en el circuito portugués de Portimao. Allí espera estar Víctor Rodríguez si encuentra acomodo con una moto con la que poder competir en la última prueba en la que intentará sumar más puntos para la clasificación definitiva de 2021, donde provisionalmente ocupa el puesto 28º con 15 puntos.