Antonio Cembellín en categoría absoluta y María Casado e Iván López en benjamines

Antonio Cembellín a la derecha
Alba Palacio / Gran éxito el conseguido por los tenistas abulenses participantes en la quinta edición del Torneo Express Azul Grand Slam, disputado en Salamanca. De los siete cuadros en liza, tres tuvieron campeones de nuestra tierra más una finalista.

Antonio Cembellín se imponía en el cuadro absoluto masculino al derrotar en la final a Yahir Alcolea que se retiró en el partido decisivo cuando ya perdía por 7/5 y 4/3. Cembellín ganó en cuartos a David Aurelio por un doble 6/2 y en semifinales a su paisano y compañero del Club de Tenis Ávila, Sergio Climent, por 6/2 y 6/1. Este último había superado anteriormente a su hermano Álvaro por 4/6, 7/6 y 11/9.
Dos jugadores del Club de Tenis Paramera coparon los cuadros benjamines. En categoría masculina conquistaba el título Iván López, campeón por 5/4 y 5/2 tras vencer en la final a David Ramos. En la trayectoria de Iván quedaron en la cuneta Pablo Sánchez por un doble 4/1 y Pablo Ruiz por 4/0 y 4/1, confirmando la gran clase que atesora al lograr su cuarto torneo consecutivo. María Casado era la ganadora femenina benjamín después de dar buena cuenta en la final de Manuela Encinar por 4/2 y 4/0. La abulense había eliminado con anterioridad a Carla Hernández por 4/2 y 4/1.
Iván López y María Casado
Con la miel en la boca se quedó Carla Martín Peña, que perdía en la final alevín femenina con Paula Díez por 7/5, 0/6 y 11/9. Nuestra tenista superó en semifinales a Esther Fraile por 6/4 y 6/3.
Menos fortuna tuvieron los representantes abulenses en el cuadro alevín masculino, Joaquín Vaíllo, que partía como cabeza de serie número 1 perdía en cuartos con Miguel Pinilla por un doble 6/2, que había eliminado al abulense Juan Isusi por 6/2 y 6/1.