El gol es el orgasmo del fútbol. Como el orgasmo el gol es cada vez menos frecuente en la vida moderna (Eduardo Galdeano)

David Muñoz / Es una evidencia que, alrededor del “fútbol moderno”, hay toda una maquinaria ligada al show, al espectáculo, al lujo que, como aficionados al fútbol, deberíamos de replantearnos. De esta manera resulta interesante como, todavía, en las categorías más bajas del fútbol español residen costumbres y rituales donde los clubes de fútbol son espacios o lugares representados por vecinos y trabajadores que esperan con ansias el día de descanso dominical para celebrar la fiesta del partido de fútbol.

Esta forma de entender el fútbol es lo que hemos encontrado en el Hoyo de Pinares. Un club familiar donde todos los vecinos del pueblo colaboran: desde el aficionado (vecino del pueblo) metiendo presión al equipo contrario, hasta el utillero.

El partido empezó a las 12:00 (hora del vermú). Ambos equipos comenzaron nerviosos, se notaba en los pases y en la colocación a nivel colectivo: fallos en la basculación, en la presión o en las permutas. A pesar de esto, el Hoyo de Pinares disfrutó de dos ocasiones claras, para ponerse por delante en el marcador, por parte de Álex Estévez. Este último jugador fue el que más peligro llevaba en los últimos metros, siendo un verdadero quebradero de cabeza para la defensa del Rayo Abulense. Poco a poco el Rayo Abulense fue quitándose los nervios del debut en la categoría y empezaba a llegar con peligro, sobre todo por las dos bandas en las figuras de Nano y Manu Guerra.

Llegaba el minuto 15 y el Rayo tuvo la ocasión más clara desbaratada con una buena parada del portero del Hoyo de Pinares (Sergio Martín) en un pase de la muerte dado por Nano, que Loren no remacha. En el minuto 26 un córner lanzado por Julio es rematado por Manu Guerra poniendo el 0-1- El Rayo Abulense controlaba el partido, sin embargo, el Hoyo de Pinares llevaba peligro a balón parado. Hay que resaltar que todas estas acciones fueron defendidas de manera impecable por el equipo de la capital. Por consiguiente, sin ninguna ocasión importante para ambos equipos, se llegaba al descanso.

La segunda parte arrancó con dominio del Rayo Abulense. Fruto de la buena organización a la hora de realizar la presión. Hay que señalar que pudo ponerse el equipo amarillo por delante con un disparo de Pla al larguero y con un balón fuera de Loren, a bocajarro, en la línea de gol. No obstante, el empuje del equipo local hizo que el Rayo fuera reculando muchos metros hacia atrás y a partir del minuto 30 fue todo un monólogo del Hoyo de Pinares que disfrutó de ocasiones de peligro y donde Ismael Organista lanzaba pases en profundidad que ponían en muchos aprietos a la defensa del Rayo. De esta forma, fruto de un pase en profundidad, donde Iosif y Dani están muy abiertos, llegará en el minuto 85 el gol de Daniel Beltrán poniendo el 1-1 en el marcador. Un resultado final, engañoso, donde ambos equipos dispusieron de un sinfín de ocasiones para que el partido hubiera acabado con un marcador más abultado.