López Manrique / El Campeonato de Castilla y León de Trial de 2022 arrancó el domingo en la localidad abulense de Sotillo de la Adrada, con la participación de 55 pilotos llegados de las provincias de Ávila, Barcelona, Cáceres, Cantabria, León, Madrid y Valladolid, organizado por el Moto Club Valle del Tiétar.

La prueba desarrollada en la zona del Canto de los Pollitos sirvió para que los pilotos locales Hugo Barrera y Diego Garrido, pertenecientes al club organizador, se subieran al podio como segundo y tercer clasificado, respectivamente, en la categoría TR1. Un podio muy especial por conseguirlo en casa y además en el X Memorial Pepa que recuerda a la abuela del primero y la madre del segundo.

El ganador en TR1 era el catalán Oriol Noguera, mientras que en TR2 lo hacía el madrileño Roberto Bautista, por delante del abulense Jesús Martín y del leonés Víctor Miguel Pérez.

Otro piloto de Ávila, Sergio Sánchez, finalizaba sexto en TR3, categoría que se adjudicaba el leonés Daniel González, seguido del madrileño Roberto Arenas y del vallisoletano Luis José Bustillo.

La categoría de TR4 fue la que tuvo mayor número de pilotos en la línea de salida, hasta un total de 24. De ellos el mejor era el madrileño Bertran Martínez-Peñalver, siendo segundo Javier Fernández y tercero Víctor Plaza, ambos leoneses.

En TRi hubo dos pilotos abulenses, Darío Sánchez y Saúl Gutiérrez, tercero y quinto, respectivamente. Dos leoneses ocupaban el primero y segundo puestos, por este orden, Enol Torres y Roberto García.

Finalmente, en TR4v se imponía el leonés Sergio Cartagena, por delante de los madrileños Juan Carlos de Gregorio y Juan José Monsalve.