@deportesavila / El Polideportivo Casa Social Católica lamenta la decisión adoptada por la Federación de Castilla y León de Fútbol (FCYLF) que impide realizar entrenamientos si los clubes no se han inscrito en las competiciones.

Por este motivo, la Casa Social ha comunicado a los componentes de sus equipos de fútbol base que no puede inscribirse con las condiciones propuestas por la FCYLF, suspendiendo la actividad de entrenamientos esta temporada 2020-21, por lo que “pide disculpas a sus jugadores y socios, a los que agradece su apoyo y fidelidad, esperando contar con su concurso para la próxima temporada, si la situación por la pandemia lo permite”.

Los clubes de fútbol de la capital abulense se habían reunido el 15 de marzo con representantes de la Delegación Provincial de Ávila de la FCYLF para comunicarla su intención de no inscribirse en las competiciones provinciales de fútbol, pero sí poder realizar entrenamientos para que los niños y niñas no estuvieran inactivos durante los tres meses que quedan para el final de temporada. Trasladada la propuesta a la FCYLF, la respuesta ha sido no autorizar los entrenamientos si no se inscriben los clubes.

La FCYLF ha remitido una carta a los clubes indicando que “los equipos que no se inscriban no son equipos federados” y los entrenamientos con contacto solo están permitidos para las competiciones oficiales.

Lo anterior significa que “los jugadores no estarán cubiertos ante cualquier lesión que pudiera ocurrir”, no pudiéndose entrenar ni sin contacto ni con él. Se darán de baja a todos los futbolistas con licencia en equipos que no se inscriban.

La Casa Social devolverá las cantidades abonadas por las familias que ya hayan realizado las inscripciones de los niños para los entrenamientos, acudiendo a la sede de la entidad en la plaza del Teniente Arévalo número 6, 1º. Cualquier consulta o aclaración se podrá llevar a cabo en el mismo lugar los días 24, 25 y 26 del presente mes de marzo.