Juan José Velayos en el pabellón alicantino donde se celebró el Open
Viaje sin resultados ha sido el que ha llevado a cabo esta semana el púgil abulense Juan José Velayos, que se desplazaba a Alicante para participar en el Open Mundial de Kick Boxing y Artes Marciales organizado por la International Sports Kiccboxing Asociation, con la participación de equipos de Francia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Estonia, España, Alemania, Austria, Polonia, Irán y Jordania, que desfilaron en la inauguración por el puerto marino de la ciudad alicantina. Leer más pinchando en el titular de la noticia

A la cita no se presentaron los representantes de los países del Este, ausencia que no fue en detrimento del gran nivel técnico debido a la confluencia de competidores profesionales y amateurs del resto del mundo. En el caso del equipo español eran alrededor de un centenar las personas que llegaban al Open procedentes de diversos lugares, cada uno con sus coachs y entrenadores autonómicos.

Parte de la representación española en el campeonato
La participación masiva y problemas de planificación de la organización dieron lugar a un sinfín de retrasos y a un orden impredecible. Muchos deportistas no competían hasta el viernes pero como desconocían el orden de disputa padecieron un horario de competición de nueve de la mañana a nueve de la noche, donde el comer no tenía lugar.

Velayos con tres compañeros del conjunto español
El abulense Juan José Velayos acudía tarde al ring por un cambio de orden no previsto y quedaba descalificado en la jornada del viernes, por lo que no pudo avanzar en la competición. Ya el sábado, la velada profesional ofrecía varias finales del campeonato del mundo Open, donde hubo varias incomparecencias. De los tres títulos del mundo profesionales, tan sólo se celebró uno y empezó con un retraso de cuatro horas. El español Marcos Galván realizaba un combate extraordinario de muay-thai contra un ambicioso rival belga llamado Patrik Botte, obteniendo el centro mundial en 60 kg.