@deportesavila / Con los tres puntos en su casillero por la victoria sobre el Ribert, el Real Ávila emprende su primer desplazamiento con el deseo de sumar tres más en el campo de la Arandina, uno de sus contrarios directos por estar a final de temporada entre los que se disputen el ascenso.

Toca ir a Aranda de Duero -que está en fiestas patronales en honor de la Virgen de las Viñas- y jugar en El Montecillo, un lugar con ambiente de fútbol en un partido de los difíciles del calendario. Será una prueba de fuego para conocer de lo que es capaz de hacer fuera de casa la muy renovada plantilla de Borja Rubiato -ex jugador de la Arandina durante año y medio, con la que fue un consumado goleador- que quiere salir indemne de esta visita, frente a un rival que también ha hecho muchos cambios de jugadores.

Para el técnico abulense este encuentro será “complicado” como todos los del Grupo VIII “porque cada partido es un mundo en cuanto a escenario y forma de proceder de los equipos”. En el caso de la Arandina el temor viene de jugar en su campo y de dos derrotas seguidas. “Han hecho un pequeño fortín de El Montecillo, en su campo es tremendamente difícil. Los primeros minutos intentarán meter al equipo contrario en su campo, con juego directo y faltas y luego ir al campo rival. Su entrenador ha sabido reinventarse cada año”, indica.

Según Rubiato el ganador será “el que menos se equivoque en las áreas”. Si quiere que sea su equipo deberá “tener un nivel de concentración bestial porque ellos conceden muy poco y generan un nivel de estrés al equipo contrario muy alto. Cualquier despiste ellos lo aprovechan y además juegan con muchísima intensidad, que o la igualamos o sino sufriremos. Con balón nosotros tenemos muchos argumentos para hacer daño”.

El Adolfo Suárez, un “barbecho

Durante la semana los futbolistas del Real Ávila “han trabajado como unas mulas y donde vayan van a dar la cara”, comenta el míster encarnado, pese a tener que hacerlo “en un campo impracticable que parece un cultivo de barbecho, con zonas muy diferentes”. “Los chicos se están adaptando a situaciones que no parecen las más idóneas para un colectivo”, explica sobre el estado del terreno de juego del Adolfo Suárez, que han “intentado tocar lo menos posible entrenando en Sancti Spíritu”, pero ahora esta instalación será ocupada por otros equipos de la ciudad y no la podrán utilizar.

Para mejorar el césped del estadio Rubiato demanda la ayuda de Ayuntamiento y Diputaciónque siempre que ha habido un llamamiento lo han atendido, para que nos echen una mano para intentar mejorarlo y salvarlo porque si no va a ir a peor”. “Nosotros contamos con un sola persona para el mantenimiento que no da con todo -antes había dos- y el club llega hasta donde llega”, precisa. Ahora el campo “está lleno de arena de playa en un 30% y pide la colaboración no solo por el espectáculo y la mejor circulación de balón sino por la salud de los jugadores.

El Montecillo, escenario adverso

Está claro que la Arandina que entrena Álex Izquierdo es un complicado enemigo que ha realizado muchos cambios respecto al año anterior, perdiendo parte de su potencial y con cinco futbolistas extranjeros, aunque sin dejar de aspirar al ascenso. No deja de ser uno de los aspirantes a la zona alta y ante el que el Real Ávila tendrá que negociar con un juego que le permita salir indemne del compromiso en un campo que no le es favorable.

Y es que en los últimos 17 partidos disputados por los encarnados en Aranda de Duero, tan solo ganó en tres ocasiones, en las temporadas 2006/2007 (0-1), 2008/2009 (0-2) y 2013/2014 (0-3), con 4 empates y 10 derrotas, anotando 13 goles y encajando 27.

En la primera jornada la Arandina perdió por 2-1 en el campo del Mirandés B, habiendo caído también esta semana en encuentro correspondiente a la Copa Federación por 0-1 ante el Palencia, por lo que el cansancio acumulado podría ser un factor en su contra y del que se puede beneficiar el equipo visitante. En favor del cuadro local hay que señalar que en las dos derrotas han jugado bien y cuenta con la condición de local a su favor, queriendo dar la primera satisfacción a su afición.

El Real Ávila recupera a Juli para el primer desplazamiento de la temporada, mientras que dos bajas tendrá la Arandina, la del argentino Chirola Romero por cuestiones burocráticas y Adame que se retiró en el encuentro de copa con un golpe en un tobillo.

ARANDINA - REAL ÁVILA
Sábado 11 de agosto de 2021
Hora: 18,00
Campo: El Montecillo
Árbitro: Diego Calvo Antolín (Palencia)
Asistentes: Héctor Calvo Antolín y Diego García de la Loma