@deportesavila  / Han tardado más de un año en poder volver a calzarse las botas y pegar las primeras patadas al balón en competición oficial aunque sin efectos clasificatorios. La pandemia ha impedido que cientos de jugadores del fútbol base abulense pudieran hacer lo que más les gusta. Afortunadamente, el pasado sábado pudieron regresar a los terrenos de juego con normalidad, si exceptuamos que a la uniformidad le tuvieron que añadir un elemento más: la mascarilla, además de cumplir las medidas de seguridad exigidas por las autoridades sanitarias.

Tras la jornada inaugural, los primeros líderes en cada una de las categorías son los siguientes:

CADETE: Diocesanos UCAV (Grupo 1) y Bosco de Arévalo B (Grupo 2).
INFANTIL: Diocesanos UCAV (Grupo 1) y Zona Norte B (Grupo 2).
ALEVÍN: Linko (Grupo 1), Bosco de Arévalo B (Grupo 2), Real Ávila B (Grupo 3) y Diocesanos UCV G (Grupo 4).
BENJAMÍN: Zona Norte (Grupo 1), Diocesanos UCAV B (Grupo 2) y Linko F (Grupo 3).
PREBENJAMÍN: Bosco de Arévalo (Grupo 1), Linko B (Grupo 2) y Linko C (Grupo 3).