El fútbol industrial y su expresión máxima “el Mundial”, que la televisión ha convertido en el más lucrativo espectáculo de masas, impone un modelo único, que borra los perfiles propios, como ocurre con esas caras que se vuelven máscaras, todas iguales, al cabo de continuas operaciones de cirugía plástica. Se supone que este aburrimiento es el progreso, pero el historiador Arnold Toynbee había pasado por muchos pasados cuando comprobó “La más consistente característica de las civilizaciones en decadencia es la tendencia a la estandarización y la uniformidad” (Eduado Galeano, El fútbol a sol y sombra. pág 65)

Encuentro correspondiente a la jornada número 5 de la Primera División Provincial de Aficionados de Ávila disputado en el Chorrito (Burgohondo).

Bajaba del autobús el Rayo Abulense con ganas de hacer bueno el punto cosechado contra el Atlético Candeleda la semana pasada y pronto se encontraron con un Burgohondo muy motivado y con la plantilla casi al completo. A diferencia del fin de semana pasado, ante la insuficiencia de efectivos en el partido disputado en Casillas, el árbitro a los 20 minutos suspendió el partido ya que la escuadra del Alberche se presentó solo con 8 jugadores.

Empezó con energía el conjunto capitalino que a los 2 minutos pudo adelantarse en el marcador con un mano a mano de Jorge que, solo en el costado izquierdo de la portería defendida por Pablo Blanco, enviaría muy por encima. Posteriormente una buena jugada de Diego Encinar fue repelida abajo y evidenciaba las ganas de llevarse el partido.

El Burgohondo apenas inquietaba la portería de Pablo Gutiérrez y fruto de ese empuje inicial obtuvieron la recompensa con un gol de Jorge a los 20 minutos que significaba el 0-1.

Isaac y Raúl en varias subidas por la banda derecha hacían mucho daño a Mirchev que no era capaz de contener las diferentes internadas y donde los visitantes habían encontrado el espacio por donde colarse y generar ocasiones de peligro.

Por consiguiente un balón de Jorge a Pablo García (hombre del partido) en el minuto 40, y, este último con una buena definición, dio el gol de la tranquilidad al Rayo Abulense. Un tanto que hacía justicia ya que el conjunto local apenas había generado ocasiones de peligro.

Sin embargo, en los últimos 4 minutos, el Burgohondo empezó a acercarse con una serie de faltas laterales y saques de banda cercanos al área que en estos campos de tierra suelen hacer mucho daño y presagiaban la tónica que íbamos a presenciar en la segunda parte.

La segunda parte, como se ha comentado anteriormente, fue de acoso y derribo del Burgohondo. Manu Guerra, Alex y Nelson empezaban a llegar con mucho peligro y Pablo Gutiérrez achicaba agua y desbarataba todas las ocasiones. En el 55 en un córner directo lanzado por Iván Blanco lo alojó en la portería rayista poniendo el 1-2. Este gol despertó a la afición local que empezó a empujar porque veía como el Rayo estaba casi en la lona y muy herido.

Javier Blanco en un córner pudo poner las tablas con un buen remate de cabeza y posteriormente Alejandro en una buena internada por la banda derecha se encontró con Romo y Pablo Gutiérrez en última instancia. En el 65 Guillermo Muñoz tuvo la más clara en un disparo a bocajarro, en el que solo ante el portero visitante, enviaría mansa a las manos.

Desde el inicio de la segunda parte el encuentro se llenaba de nubarrones para los visitantes que habían hecho que los primeros cuarenta y cinco minutos fueran un espejismo y donde el Burgohondo estaba más cerca del empate y de cosechar algo positivo al mal inicio liguero. El cuerpo técnico del Rayo decidió mover el banquillo y Santi y More saltaron al terreno de juego buscando más frescura y algo disruptivo al embotellamiento del Burgohondo.

Finalmente, en medio de la tormenta, Pablo Gutiérrez con un buen saque desde su portería asiste a Pablo García que solo ante el portero ponía el 1-3 en el minuto 75. Un gol que dio mucho oxígeno a un Rayo Abulense que estaba viendo más cerca el 2-2 y la posibilidad de dejarse los tres puntos a orillas del Alberche.

Desde este momento el Burgohondo cesó en el empuje y el Rayo empezó a acumular ocasiones como: un cabezazo de Romo a la salida de un córner que dio en el larguero, dos buenas acciones de Santi, una de ellas se fue al larguero, y de More y Raúl que se encontraron con el portero local.

El Burgohondo había bajado los ánimos, los capitalinos estaban crecidos y Jorge apareció en una buena transición poniendo en el 80 el 1-4. Antes de la conclusión un penalti transformado por Pablo García supondría la sentencia con el 1-5 final para alegría de la numerosa afición visitante.

Victoria del Rayo Abulense que cosechó tres puntos importantes ante un rival que no le puso las cosas fáciles. Tres puntos que consiguen hacer positivo el empate de la jornada anterior contra el Atlético Candeleda y que permiten al equipo del Manuel Sánchez Granados estar una semana más en la zona alta de la clasificación.

FICHA TÉCNICA

1 C.F. Burgohondo: Pablo, Mirchev, Javier, Alejandro, Juan, Guillermo, Guerra (Ricky, min 66), César (Kevin, min 70), Nelson, Roberto (Rodrigo, min 77), Iván.

5 C.D. Popular Rayo Abulense: Pablo Gutiérrez, Romo, Marco, Isaac, Carlitos (More, min 70), Pla, Nano, Rulo, Jorgito, Pablo, Encinar (Santiago, min 60).

Goles: 0-1 (Jorgito, min 18), 0-2 (Pablo, min 40), 1-2 (Iván, min 53), 1-3 (Pablo, min 75), 1-4 (Jorgito, min 80), 1-5 (Pablo, min 92)

Árbitros: Daniel Martín, Marcos Cuenca, David González.

Estadio: El Chorrito (Burgohondo): 350 espectadores.