Pablo Lastras tira del Movistar en la crono inaugural del Giro 2011
Carlos Sastre no mostraba ninguna preocupación por el tiempo perdido por su equipo con respecto a otras formaciones en la primera etapa del Giro de Italia, una contrarreloj por equipos por la ciudad de Turin, de poco menos de veinte kilómetros de recorrido. Al final, el Geox-TMC marcaba el decimoctavo crono, a 53” del HTC-Highroad, equipo vencedor de la etapa, mientras que el Saxo Bank de Jesús Hernández había llegado a 32” por 38” del Movistar de Pablo Lastras.

La contrarreloj para nosotros ha ido bien. Siempre esperamos hacer un mejor resultado y estar un poquito más adelante, pero bueno, como se ha visto, los tiempos han sido parecidos. Quitando a los dos primeros equipos, el resto estamos en segundos. En un Giro de Italia de estas características, ahora puede parecer mucho, pero más adelante será poco”, comenta el abulense.
Sastre opina que “el tiempo lo hemos perdido en la primera parte del recorrido; luego, en la segunda parte, hemos rodado más fuerte y mucho mejor organizados”. “Hemos llegado todos juntos, no hemos sufrido ninguna caída y esto es una cosa importante para afrontar este Giro con buenas perspectivas y mirando más hacia el futuro, aunque no nos olvidamos nunca del presente”, añade.
Como casi todos los corredores, el vencedor del Tour 2008 confiesa su satisfacción por haber comenzado la carrera: “Siempre que empieza una gran vuelta digo lo mismo, porque después de tanto preámbulo, presentaciones, preparativos, por fin ha llegado la contrarreloj por equipos”. “Bueno, son muchas circunstancias que hacen que la mayoría del tiempo estés ocupado y que estés pendiente de muchas cosas que al fin y al cabo son importantes antes de empezar una carrera como el Giro de Italia. A partir de ahora, sólo hay que pensar en la carrera”, concluye.
En la clasificación general, el primero del pelotón abulense es Jesús Hernández (57º), seguido de Pablo Lastras (72º) y Carlos Sastre (137º).
Jesús Hernández ve bien a Alberto Contador
El abulense Jesús Hernández comentaba tras concluir la crono la facilidad con la que Alberto Contador ha cubierto la primera etapa del Giro. «Iba muy bien, muchísimo mejor que nosotros. Nos soltaba. Por eso desde el coche le han dicho que fuera más retenido«. Freno de mano echado a Contador a pesar de que en el Saxo Bank cuenta con Matteo Tosatto como potente rodador y a Morkov, que combina la pista con la carretera. «Pero es que correr con la bicicleta de crono y la de carretera es muy diferente«. La posición, la incomodidad de llevar siempre los brazos en la misma postura, la espalda que asfixia a los pulmones durante 21 minutos y 29 segundos, el tiempo en el que paró el reloj el equipo de Riis, precisamente con Michael Morkov.
Jesús Hernández explicaba lo superior que ha visto al madrileño a la vez de certificar su satisfacción por el rendimiento que ha tenido en la contrarreloj por equipos. «He dado mis relevos en la primera parte y luego ya me han dicho que me dejara caer«. El Saxo Bank-Sungard entró compacto en meta, con sus nueve hombres y fue precisamente el compañero de habitación de Contador, el último en cruzar la línea de meta.