@deportesavila / La nueva Tercera RFEF, la quinta competición nacional del fútbol español y en la que competirán los equipos abulenses del Real Ávila y el Diocesanos, cuenta con diferentes reglas establecidas por el órgano federativo para la temporada 2021/2022.

Aún por definir el calendario con las fechas de las jornadas, se sabe que la competición arrancará en el fin de semana del 4 y 5 de septiembre y finalizará el 1 de mayo, descansando en los fines de semana de Navidad y Año Nuevo. En el mes de mayo se disputará el playoff de ascenso a Segunda RFEF, que jugarán del segundo al quinto clasificados, dado que el campeón de cada grupo subirá directamente. El número de equipos que descenderán se harán en función de que sean un máximo de 16 equipos.

El plazo de inscripción finaliza antes del próximo viernes 16 de julio, exigiéndose a partir de la temporada 2022/2023 que los clubes tengan un presupuesto mínimo de 80.000 euros.

Los campos de juego deberán ser hierba natural o césped artificial de última generación, con una antigüedad no superior a ocho años. Dispondrán de una iluminación que permita televisar los partidos en horario nocturno, con un mínimo de 500 luxes.

Las plantillas contarán con un máximo de 22 jugadores, de los que 6 tendrán que ser sub-23. Una de las novedades para la próxima temporada es que será obligatorio que cada futbolista tenga un número de dorsal fijo, del 1 al 22, debiendo llevar los guardametas el 1, 13 y 22. Los jugadores que suban del filial de la cantera portarán un número a partir del 23. Hasta un máximo de esta clase de futbolistas podrán estar al mismo tiempo en el terreno de juego. Será opcional que figure en la camiseta el nombre del jugador.

Hasta 7 suplentes podrán sentarse en el banquillo por cada equipo, de los que un máximo de 5 podrán entrar al cambio sustituyendo a compañeros. Lo harán hasta en tres ventanas. A la vez únicamente podrán calentar a la vez tres jugadores.