Foto: Web Villarreal

Juan Carlos Salinero / A falta de Liga, buena es la Copa del Rey. Más cuando hay un abulense disputándola. Y ahora el Villarreal ya está en los octavos de final tras ganar por 0-1 al CD Tenerife.

El gol amarillo llegó a última hora, y en él fue protagonista Rubén Peña. Fue quien, en una clásica internada por la banda derecha, centró el balón al área. Clásica, pero golpeando con la pierna izquierda. Gerard Moreno cabeceó para cedérsela al borde del área pequeña a Fer Niño, y éste resolvió con un genial golpeo de tacón. Acción de crack necesaria para recordar lo que sucedió inmediatamente antes.

El abulense jugó la última media hora de este choque. Ya en una ronda más importante veremos si Unai Emery decide dosificarle con vistas a LaLiga. Un campeonato donde este miércoles tienen una nueva cita. Lo harán en Huesca, territorio a priori asequible para aferrarse a puestos de Champions League.

En la Segunda B los protagonistas fueron los empates. Javi Navas debutó con la camiseta del Salamanca UDS. Lo hizo con un empate a 0 en el Helmántico frente al Deportivo de La Coruña. Un meritorio punto pero insuficiente para abandonar la última posición de la tabla. En lo individual, el extremo navero completó todo el partido. Y tendrá la oportunidad de seguir haciéndolo este miércoles frente a otro clásico gallego, el Compostela.

Esta vez no fue titular Javi Grillo con el Villarrubia. Saltó al césped en el minuto 80, justo después de recibir el gol del definitivo empate a 1. Así consiguieron un importante punto como visitantes frente a un equipo que está luchando por el ascenso, el Villanovense. Por su parte los villarubieros siguen a un paso de la salvación.

El Sanse de Borja Sánchez tampoco ganó ni perdió. En este caso porque su partido correspondiente a la jornada 10 se jugará entre semana. Un Navalcarnero-Sanse que completará el trío de partidos “abulenses” de este miércoles. No obstante, la gran mayoría de los encuentros de ese subgrupo se aplazaron por la nieve, por lo que siguen en lo más alto de la clasificación.

Viajando hacia el país de Drácula vemos como al Hermannstadt le siguen chupando la sangre. El equipo de David Mayoral disputó dos partidos esta semana. En ellos tan sólo sumaron un punto y no consiguieron anotar ningún gol. Ese es el resumen del 0-2 frente al Dinamo de Bucarest y el posterior 0-0 en casa del Academica Clinceni. El de Tornadizos completo en el ataque el primer partido, y en el segundo fue sustituido cuando el partido moría. Sin embargo, no pudo evitar que los suyos sigan abajo en la clasificación.

La situación llevó al final de la vinculación del entrenador Rubén Albés con el club. La sentencia llegó tras el primer partido de la semana. Se trata del entrenador con el que ya había coincidido Mayoral en el UCAM Murcia. También deja de pertenecer al club Iván Cabezudo, quien luciera la camiseta del Real Ávila años atrás.