Rubén Peña en el partido del Villarreal contra el Celta

Juan Carlos Salinero / La nieve de Filomena ha sido protagonista en buena parte del país. Y, como es evidente, el fútbol también se ha visto afectado: numerosos partidos fueron suspendidos el pasado fin de semana. No es el caso ni del Villarreal ni del Villarrubia.

Como si de otra borrasca se tratara, el Submarino Amarillo arrasó Balaídos. Principalmente en los primeros 30 minutos, donde el Villarreal anotó al Celta de Vigo los cuatro goles del partido. Rubén Peña, dueño del lateral derecho tras la lesión de Mario Gaspar, completó los 90 minutos e hizo un buen encuentro.

Los castellonenses continúan cuartos en la Liga y de momento no se dejan alcanzar por Real Sociedad y Sevilla, quienes acechan las posiciones de Champions League.

El Villarrubia de Javi Grillo, por el contrario, sigue luchando por mantenerse en la tercera categoría del fútbol español. Tras la derrota por 3-1 frente al Don Benito ocupan los puestos malditos. El de Sotillo de la Adrada completó el partido en el centro del campo

Formación del Villarrubia, el equipo de Javi Grillo. Foto: @formacvillarrub

No tuvo la suerte de jugar y de continuar con su gran racha la UD Sanse de Borja Sánchez, quienes se enfrentaban al Real Madrid Castilla en Valdebebas. Tampoco pudo estrenarse Javi Navas con el Salamanca UDS tras su sonada marcha de Unionistas de Salamanca. Tenían que haber recibido en el Helmántico al Compostela, pero la nieve se entrometió.

Sí que jugó el Hermannstadt, aunque David Mayoral se encontraba sancionado. Así no pudo ayudar a sus compañeros en la derrota por 2-1 frente al Viitorul Constanta. Tras este encuentro, que anteriormente fue aplazado, siguen antepenúltimos en la Liga Rumana. El miércoles podrían resarcirse en casa ante el Dinamo de Bucarest.

Y el próximo fin de semana el Villarreal tiene la posibilidad de meterse en los octavos de final de la Copa del Rey. Para ello tendrán que eliminar al Tenerife en el Heliodoro Rodríguez López. Ya lo hicieron en la anterior ronda con el Zamora (1-4), viejo conocido de la afición del Real Ávila. Rubén Peña no jugó, ya que ahora es la baza de Unai Emery para LaLiga. Veremos si en una ronda más importante decide contar con el abulense.