@deportesavila / La junta directiva del Arévalo Club de Fútbol ha decidido “no inscribir ningún equipo en la competición actual como nos insta la FCYLF, aunque esto conlleve el descenso a la división inferior para la próxima temporada”. Es la respuesta del club morañego a la circular emitida por la Federación de Castilla y León de Fútbol por la que insta a que se formalicen antes del 15 de enero las inscripciones para poder empezar las competiciones del fútbol base en el mes de febrero.

La razón esgrimida por el Arévalo C.F. es que no cree “que lanzar a estas alturas del calendario la competición sea necesario, estando la salud por medio”. Para tomar la decisión de no jugar ha consultado a entrenadores y jugadores del equipo aficionado, estimando imprescindible la colaboración de “[email protected] para revertir la situación actual” y que se mantenga controlada la pandemia, “con la intención de evitar riesgos innecesarios”.

Pese a la situación sanitaria, el Arévalo C.F. entiende que “el deporte es necesario para que nuestros jugadores puedan practicar fútbol”, por lo que si se produce una mejoría continuará “planificando entrenamientos siguiendo el protocolo de la Junta de Castilla y León”.

En el extremo sur de la provincia, el Pedro Bernardo ha decidido que su equipo de la Primera División Provincial de Aficionados no participe esta temporada, esperando hacerlo a la siguiente.