López Manrique / Tras perder la condición de invicto la semana anterior en la cancha del líder Carbajosa, el equipo del Óbila de Primera Nacional, La Comanda de Vico, volvió en el CUM Carlos Sastre a la senda del triunfo ante el segoviano Base por una diferencia de ocho puntos (82-70).

David Carretero pudo disponer de Jonah Callenbach, jugador de la primera plantilla que anotó 30 puntos y cuatro triples, en un choque con una primera parte igualada, parciales de 17-20 y 20-19 hasta llegar al descanso, y de 27-21 y 19-8 en la segunda, donde fraguaron los verderones su victoria.

El Base empezaba más enchufado en los primeros compases del encuentro, con un parcial de 7-16 durante los cinco minutos iniciales. A partir de ahí los segovianos bajaron su anotación a tan solo cuatro puntos, conseguidos una vez rebasado el ecuador del primer cuarto, circunstancia que aprovechó el equipo local para anotar una decena de puntos, para llegar a la conclusión del período con un ajustado 17-20.

Intercambio de canastas fue la tónica del segundo cuarto, donde los visitantes sacaron mayor rédito ante la canasta contraria, mientras que los anfitriones basaban su puntuación en la aportación de Callenbach, autor de 12 de los 20 puntos logrados en la manga anterior al descanso, al que llegaban con siete de ventaja los segovianos (36-43), que continuaron con más acierto tras el paso por los vestuarios.

Y es que tras la reanudación, el Base se marcaba un parcial de 0-4, respondiendo La Comanda de Vico con un 7-0, que dejaba el marcador en 43-47, antes de un nuevo arreón segoviano de 0-6, que permitía al rival irse de 11 puntos (43-54), con cuatro minutos aún por delante para culminar el tercer cuarto, tiempo donde contrarrestaron los locales con seis puntos de Alberto Ripoll y dos triples de Callenbach. Se firmaba un resultado provisional de 63-64 a falta de los diez minutos decisivos.

Comenzaba el último cuarto con un 2+1 de Callenbach, un vendaval que no podían frenar los de la ciudad del acueducto, que encajaban un parcial de 8-0 que empezaba a poner distancia a favor de los verderones, quienes eran objeto de diversas faltas personales, cuyos tiros libres se transformaban con acierto. Finalmente, 82-70 para los abulenses, quienes ilusionan en el inicio de la competición.

Jugaron por La Comanda de Vico: Stanislav Dagotto (3), Dani Carretero (14), Alberto Martín (15), Javier Espinosa (12), Alejandro López Yuste (0) -cinco inicial-, David Parada, Juan Pelayo Hierro (2), Jonah Callenbach (30), Alberto Ripoll (6), Adrián Hernández (0), Pablo Ruiz (0) y Diego Elvira (0).

El próximo domingo el equipo abulense se desplaza hasta el Polideportivo Municipal La Vega en Arroyo de la Encomienda (Valladolid) para visitar al C.B. La Flecha, a partir de las 18:30 horas. El equipo vallisoletano es noveno con tres derrotas y una victoria, esta última obtenida en la última jornada en la cancha del Club Soria Baloncesto Transler.

Por lo que se refiere al resto de equipos de la cantera del Óbila, los equipos autonómicos masculinos se desplazaron a la localidad salmantina de Cabrerizos con pleno de victorias y además de forma amplia. El júnior ganaba por 25-85, con parciales de 4-19, 7-24, 8-14 y 2-28. El cadete se adjudicaba el triunfo por 64-70 (12-15, 13-22, 8-16 y 21-17). Y el cadete superaba al rival por 10-61 (8-22, 0-13, 2-24 y 0-2). En el Carlos Sastre jugaba el cadete femenino, que perdía por 55-62 con Santa Marta 2008 (20-13, 9-13, 19-15 y 7-21). Este fin de semana no hay competición, descansando por el puente de Todos los Santos.