@deportesavila / La Cultural Deportiva Cebrereña volvió a la senda de la victoria tras sus dos últimas derrotas. Un partido que encarrilaba en el primer tiempo y al que llegaba con la mente puesta en sumar los tres puntos en juego y obtener el segundo triunfo de la temporada. Para ello debían derrotar al Racing Lermeño, un equipo que hasta ahora se encontraba invicto.

Los verdiblancos entraban al campo con la intención de resolver cuando antes. En el arranque buscaban con insistencia el área rival. Tras los primeros minutos, el primer gol llegaba cuando aún no se había cumplido el ecuador de la primera parte. Se adelantaba en el marcador con un tanto de Manu. No era el único que anotaba la ‘Cebre’, porque un penalti cometido sobre Aitor y que él mismo transformaba, terminaba siendo el 2-0. Un resultado que suponía un jarro de agua fría para el cuadro visitante después de los primeros 45 minutos.

El paso por el vestuario supuso que el Lermeño tratase de reducir distancias y lo conseguía con un tanto obra de Álex Rodríguez. La intención visitante era poder dar la vuelta al marcador. Sin embargo, el equipo abulense estuvo muy atento en todas las acciones del rival y resistió sus acometidas, salvándose del gol del empate en los últimos minutos, de forma que los tres puntos se quedaban en casa.

FICHA TÉCNICA:

2 Cebrereña: Alberto, Garri, Sugus, Dani, Titi (Pedro, m. 89), Camilo, Isma (Dani, m. 79), Diego Pérez, Aitor, Perdi y Manu (Juankar, m. 87).

1 Racing Lermeño: Del Val, Missis, Rochela (Lastra, m. 70), Álex Rodríguez (Cristian, m. 77), Coca, Álex Gil (Medel, m. 58), Vitor Hugo, Nebreda, David Alfonso (Maquina, m. 58), Arnaiz, Jorge Benito

Goles: 1-0 (Manu, m. 20), 2-0 (Aitor de penalti, m. 28) y 2-1 (Álex Rodríguez, m. 59).

Árbitro: Ignacio Sebastián de Mercado (Segovia). Mostró tarjetas amarillas a los locales Manu, Titi y Aitor; y los visitantes Vitor Hugo y Coca.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la sexta jornada del Grupo A de la Primera División Regional de Aficionados, disputado en el campo de El Mancho-Ángel Sastre, de Cebreros.