Los jugadores del @RealAvilaCF celebran la victoria

Ángel G. Alameda / Un gol de Ivi al principio del encuentro decidió el vencedor del derbi de la capital abulense a favor del Real Ávila sobre un Diocesanos UCAV que no se arrugó en ningún momento y plantó cara al anfitrión, dominado en muchos momentos a lo largo de los noventa minutos. Al equipo visitante le faltó punch ante la portería de un seguro Christian, quien mantuvo su marco a cero una vez más.

Y es que el guardameta segoviano no ha encajado tanto alguno en el Adolfo Suárez, siendo el menos goleado del Grupo VIII contribuyendo a que el equipo encarnado se sitúe en la segunda posición de la tabla, a un punto del líder Júpiter Leonés y como segundo máximo goleador, con Espada al frente del ranking de artilleros.

Poco o nada hay que reprochar a los protagonistas del derbi jugado con absoluta deportividad. El conjunto que hacía de invitado tiró de garra para ponerles las cosas difíciles al local que tuvo el acierto de abrir la lata muy temprano. Ocasiones no le faltaron al ‘Dioce’ para poder empatar aunque no logró materializarlas. También las tuvo el Real Ávila para poder haber aumentado el único gol que le sirvió para quedarse con los tres puntos.

Once inicial del @cdcdiocesanos

Los de Somoza no se achicaron nunca en el partido y plantaron cara a los de Borja Rubiato que aún no conocen la derrota. En el día que se cumplía el 45 aniversario de la inauguración del Estadio Adolfo Suárez, ante un gran ambiente y con buena temperatura, salía con ganas el Diocesanos que hizo dos llegadas ya en el primer minuto sobre el área encarnada. Tras el tanteo de los instantes iniciales entre ambas escuadras vino el único gol del choque en el minuto 8 en una jugada que comenzaba en Ortolà, con pase a Espada que cedía a Yeriel, quien dentro del área disparaba para rechazar Javi Hernández y recoger el balón Ivi anotando con solo empujar el pie al fondo de las redes.

Primera oportunidad y primer gol del Real Ávila pese al control del Diocesanos que al filo del ecuador de la primera parte solicitaba del árbitro un posible penalti por mano de Ortolà en su área ante un tiro de Mayorga, que buscaba con ahínco el empate, si bien el cuadro local pese a estar más espeso tuvo la opción de materializar el 2-0 a punto de cumplirse la media hora si Espada no hubiera mandado fuera la pelota que pegó mal con la izquierda tras recibir un centro por la derecha de Ivi.

Poco fútbol veían los numerosos espectadores que se encontraban en el campo en un partido cuya primera parte concluía con un remate de cabeza de Ruba en el 41 que se iba demasiado alto.

Segundo tiempo sin goles

La segunda parte arrancó sin cambios en los equipos. Pasaron once minutos desde la reanudación hasta que Rubiato hacía un par de variantes incorporando al terreno de juego a Juanpe y Rober por Víctor y Juli. Poco después Javi Hernández salvaba a los colegiales metiendo el pie para despejar en corto un remate de Espada que había recibido un pase de Ivi.

Víctor Meneses, que acababa de entrar en lugar del capitán Quique, en el primer balón que tocaba efectuó un disparo que obligó a intervenir a Christian para evitar el empate. El equipo amarillo hacía patente su dominio y un ritmo más alto, con Aitor disponiendo de una gran oportunidad para marcar pero no supo controlar su disparo tras sacar de puerta Christian y perder el esférico Ortolà.

Tuvo otra ocasión el Diocesanos para igualar. La protagonizó Ruba con un remate de cabeza hacia el travesaño, pero se encontró con los reflejos del cancerbero encarnado que metía la manopla cuando la pelota entraba, forzando un saque de esquina.

Los de Somoza siguieron teniendo más presencia en el campo y continuaron intentándolo aunque a dos minutos del final el que probaba fortuna era Julio Rengel viendo adelantado a Javi Hernández. No ocurrió nada y pese a su mayor presencia, los visitantes tuvieron que irse de vacío.

Borja Rubiato: “Lo mejor del partido los tres puntos

El míster del Real Ávila calificaba como “muy sufridos” los tres puntos obtenidos, “con sensaciones no tan buenas como otros días”. “El Diocesanos ha salido muy bien al partido buscando nuestro lateral derecho. Con balones largos nos han hecho mucho daño y también por el acierto de la presión del rival. Sabíamos de la calidad de sus jugadores y su trabajo en bloque. Hemos abierto la lata relativamente pronto y con el gol de Ivi nos hemos encontrado un poquito mejor, aunque hemos perdido un poco nuestra identidad de juego, excediéndonos en balones largos”.

Nos ha faltado interpretar el partido, querer la pelota mucho más al pie y alternar el el juego corto con el largo” continuaba Rubiato. “Me quedo con que el equipo ha sabido sufrir y el esfuerzo que ha realizado” en un ambiente “fenomenal” que ojalá “haya todos los domingos en la grada con respeto al rival. Una fiesta abulense de la que hemos podido disfrutar todos”. “Solo me queda felicitar al Diocesanos porque ha hecho un grandísimo partido. Jugando así no va a pasar apuros porque tiene muy buenos jugadores y un equipo muy eficiente”, concluía el técnico local.

Somoza: “El resultado es injusto

El entrenador de los visitantes consideraba que su equipo, a diferencia de lo que ocurrió la temporada anterior, había ido a por el partido. “Nos ha penalizado un error de la primera parte pero en el resto hemos estado muy bien, ordenados, con hambre, intensidad y personalidad. Hemos tenido el empate y varias llegadas al área. No te vale para puntuar pero para salir reforzados. Hemos hecho lo que teníamos que hacer, intentar puntuar o ganar, con las sensaciones de que hemos ido a por ellos, estando sólidos y apretando alto”, por lo que “hay que estar orgullosos del equipo” que se ha enfrentado a un rival “que juega con dos puntas por las bandas, rapidísimos”. “Ha sido un ambiente buenísimo de fútbol bonito, con muchísima gente que se ha comportado muy bien”, siendo “un privilegio tener derbis en Tercera División”.

Ivi: “El ‘Dioce ha jugado muy buen partido

El autor del único gol del encuentro declaraba que había sido “un partido muy exigente”. “Ellos nos lo han puesto bastante difícil como se ha podido ver en el campo. Al final hemos conseguido con un gol tempranero abrir la lata y eso ha jugado a nuestro favor. Es una semana de tres partidos y llevamos ya dos victorias, lo que te anima mucho a ir a Tordesillas con ganas y hambre de seguir peleando y sumando”, comentaba Ivi, que cuando vino al Adolfo Suárez vistiendo los colores de la Segoviana había visto “mucha gente pero no tanta como hoy, lo que es de agradecer al público de Ávila y a ver si esta victoria sirve para enganchar a esa gente y poderles convencer de que podemos jugar muy bonito y pasarlo bien”.

Ángel Encinar: “Un derbi de tú a tú

Ha sido un partido muy intenso, donde nos hemos quitado la espina del año pasado cuando el equipo salió más acongojado. Hemos venido a apretar arriba fuerte y a ganar disputas. El Ávila no ha estado cómodo en ninguna fase del encuentro y hemos llevado el partido a nuestro terreno. Un error nos ha penalizado y es difícil levantarlo en un campo tan grande donde te cuesta tanto llegar al área rival. Nos tenemos que quedar con lo bueno, que hemos dado la cara. Aunque hayamos perdido el equipo sigue mejorando las sensaciones y los resultados tienen que llegar”.

FICHA TÉCNICA

1 Real Ávila: Christian; Tendero, Carlos Pascual, Dani Tena, Llorián; Ortolà, Víctor (Juanpe, m. 56); Juli (Rober, m. 56), Ivi (Jou, m. 77), Yeriel (Javi de Mesa, m. 68); y Espada (Julio Rengel, m. 77).

0 Diocesanos UCAV: Javi Hernández; Nacho (Diego Pose, m. 85), Mario Hidalgo, Oli, Ruba; Ángel Encinar, Jorge Sánchez (Jorge Rodríguez, m. 81); Quique (Víctor Meneses, m. 65), Fer (Vicente, m. 85), Mayorga (Sergio Alonso, m. 81); y Aitor.

Gol: 1-0 (Ivi, m. 7).

Árbitro: Alejandro Obeja González (Salamanca). Mostró tarjetas amarillas a los locales Carlos Pascual y Espada. Y al visitante Mario Hidalgo.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la séptima jornada del Grupo VIII de Tercera División, disputado en el Estadio Adolfo Suárez, con asistencia de unos 800 espectadores.