@deportesavila / El deportista abulense Víctor Hernández y su perro ‘Maverick’ conquistaron la medalla de bronce en el Campeonato de España de Mushing en la modalidad de bikejoring, dentro de la categoría de veteranos. La competición se celebró en la localidad ourensana de Boborás.

Hernández y ‘Maverick’ volvían a un podio a nivel nacional en prueba federada, tras tocar la gloria en La Fresneda hace casi dos años en la Copa de España. Entonces “fue algo increíble, un sueño hecho realidad, pero toda luz tiene sus sombras, desde este momento todo fue cuesta abajo”, comenta Víctor, que resume su viaje al Campeonato de España 2019 con la frase de Joseba García Urquijo, “Al final siempre sale el sol”.

Y es que habían tenido problemas graves que les impidieron ir al Europeo, con lesiones no muy graves pero si lo suficientes para no poder correr durante dos meses. “Tocamos fondo, y lo más grave no era en lo físico”, relata el medallista, reconociendo que la gente que les rodeaba vino en su ayuda, como Fernando, Lorena, Gema y Joseba.

Cambiaban del canicross al bikejoring, no con mucha confianza. En los entrenamientos fueron avanzando semana a semana hasta que llegó el momento de afrontar la primera carrera en Teruel, la Copa de España, un “circuito muy rápido, donde se vieron nuestras carencias y falta de experiencia”. Víctor Hernández no quedó satisfecho. ‘Maverick’ había hecho una gran carrera que no se reflejó en el resultado.

Se plantaron en Boboras en el Campeonato de España. En la primera manga hicieron el mejor tiempo, a tan solo cuatro segundos del primero y uno del segundo. “Nos había salido muy buena carrera y la del día siguiente en teoría nos favorecía aun más al ser un circuito más largo y con más desnivel”.

El día de la segunda manga amaneció con lluvia y calor. La organización decidió no correr el circuito que tocaba y repitieron el del primer día. Lucharon apretando en las subidas “pero las piernas estaban más pesadas y en las zonas rápidas nos faltaba un poco de chispa al final”. Pero dieron todo lo que llevaban y volvieron a hacer el tercer tiempo, con lo que rubricaban la medalla de bronce en el nacional, “un resultado inesperado pero si buscado y luchado”.