Ángel G. Alameda / El Real Ávila logró su segundo triunfo de pretemporada, el primero en el Adolfo Suárez, donde goleó por 4-1 al equipo de División de Honor Juvenil del Atlético de Madrid, que demostró el motivo de sus éxitos como dominador nacional en su categoría las últimas temporadas pese a que el resultado pueda decir lo contrario.

Una primera parte dominada por los rojiblancos pero que acabó con ventaja mínima local gracias un gol de Oli, dio paso a una segunda donde dos de los tantos fueron conseguidos de penalti, Peli para los anfitriones y Nacho para los forasteros. Rubén Ramiro firmaba los dos últimos goles, obtenidos en el breve espacio de poco más de un cuarto de hora sobre el terreno de juego, reivindicando la calidad que atesora el madrileño.

El Real Ávila sacaba un once inicial diferente al que tan buenas sensaciones ofreció el miércoles en Pozuelo. Esos cambios los dejó notar el equipo, con varios jugadores que siguen probando. No obstante, siempre quiso dejar patente que quería llevarse la victoria y en la segunda mitad supo resolver el partido para recordar que su capacidad era superior a la de los juveniles.

Desde los primeros minutos, el Atlético de Madrid empezó a dominar con relativa claridad el encuentro, bien plantado sobre el campo y con el control del balón. Algunos de sus futbolistas regresaban al mismo escenario donde hace quince días levantaron con el equipo colchonero de Segunda División B el Trofeo Ciudad de Ávila. Ellos eran Aitor, Corral, Nando, Soto, Nacho, Marco e Iker.

El primero que pudo anotar fue el conjunto de Jonathan Prado, a punto de cumplirse los primeros quince minutos en una llegada por la izquierda de Diego Ortiz que ya metido en el área pasa la pelota a Calderón, quien no acierta a rematar y el meta Saldaña la atrapa.

Más tarde sería el guardameta encarnado Alberto el que tomaría el protagonismo. Tuvo dos atinadas intervenciones que impidieron que abriera el marcador el conjunto colchonero. En la primera despejó el balón que le habían robado a Rafa Álvarez en su área cuando quería salir con el esférico jugado. Marc disparaba con intención y el portero local con una estirada evitaba la fatalidad. En la segunda, repelía el tiro de un jugador visitante que se había hecho con la pelota ante la indecisión de la defensa abulense, titubeante en varias ocasiones durante el choque.

Oli abre el marcador

Luego el duelo se niveló y entró en una fase más pareja. El Real Ávila empezó a estirarse y llegar más a los dominios de Saldaña, forzando varios saques de esquina. En uno de ellos, ejecutado por Diego Ortiz, el balón encontró la cabeza providencial de Oli, que remataba para estrellarle en el poste izquierdo antes de que se introdujera en el marco. Pasaban 38 minutos y se inauguraba el marcador con el 1-0 a favor del cuadro local.

La segunda parte arrancó con dos cambios en el Real Ávila. Salía Vinueza en lugar de Damián, colocándose el entrante como lateral derecho y pasando al izquierdo Corozo. Los flancos de la defensa estaban ahora ocupados por dos jugadores a prueba. El segundo de los citados mostró buenas maneras en petición de un hueco en la plantilla. La otra modificación hecha por Prado era en el centro del campo poniendo a Facu, jugador inédito la pasada temporada debido a la grave lesión que sufrió, en vez de uno de los fichajes de este año, Jorge Sánchez.

A los dos minutos de la reanudación, Álex, que acababa de salir bajo palos, le hace penalti a Diego Ortiz. Peli toma la responsabilidad de lanzar desde los once metros. Lo ejecuta con acierto a la izquierda del portero, al que bate por bajo para establecer el 2-0. El tercero local pudo venir a la hora de juego. James robó un balón en el centro del campo visitante, se encaró hacia la meta contraria y disparó sin éxito al poste izquierdo.

El Real Ávila mediada la segunda parte pareció bajar los brazos. Y eso le costó el gol con el que se acercó el Atlético de Madrid. Cuando se colaba un futbolista rojiblanco con peligro, Alberto le hizo penalti. La colocó en el punto fatídico el capitán visitante Nacho y la llevó a la red por la izquierda del meta encarnado.

A falta de menos de viente minutos para la conclusión del tiempo reglamentario, Jonathan Prado introdujo media docena de cambios en su equipo pero que no perdieron fuelle y ligazón en el juego. Entre los que entraron al terreno de juego estaba Rubén Ramiro, colocado como extremo izquierdo en lugar de Javi de Mesa que había tenido poca presencia en el partido. Ramiro contribuyó notablemente a que el resultado fuera claramente favorable al Real Ávila, sumando dos tantos más. El tercero mediante el saque magistral de un libre directo pegado al área y escorado a su izquierda, entrando el balón sin remedio en el marco visitante. Y el cuarto, ya en el tiempo de descuento, al coger un rechace en el área.

Con 4-1 se cerraba el partido para el equipo abulense, que volverá al Adolfo Suárez el próximo miércoles 14 de agosto, midiéndose a las 20:00 horas a un rival de Segunda B como es Unionistas, habitual en las pretemporadas del Real Ávila y que será un buen test para medir las posibilidades en la inmediata liga de Tercera División.

FICHA TÉCNICA:

4 Real Ávila: Alberto, Corozo, Damián (Vinueza, m. 46), Oli, Rafa Álvarez (Llorián, m. 73), Peli (Rivera, m. 73), James (Guille Velayos, m. 73), Jorge Sánchez (Facu, m. 46), Calderón (Rubo, m. 73), Javi de Mesa (Rubén Ramiro, m. 73) y Diego Ortiz (Gato, m. 73).

1 Atletico de Madrid: Saldaña (Álex, m. 46), Gonzalo (Navarro, m. 55), Expósito (Iker, m. 55), Marco (Ibra, m. 80), Corral (Lama, m. 46), Ajenjo (Lucas, m. 80), Marcio (Rubén, m. 80), Nacho, Marc (Rojas, m. 34), Nando (Montoro, m. 46) y Soto (Ginard, m. 55).

Goles: 1-0 (Oli, m. 38), 2-0 (Peli de penalti, m. 47), 2-1 (Nacho de penalti, m. 67), 3-1 (Rubén Ramiro, m. 82), 4-1 (Rubén Ramiro, m. 92).

Árbitro: Óscar Javier Báñez Martín (Ávila). Mostró tarjeta amarilla al local Alberto y a los visitantes Marco y Navarro.

Incidencias: Encuentro amistoso de pretemporada, disputado en el estadio Adolfo Suárez, con asistencia de unas 150 personas.