Foto: www.cdsotillo.com

El filial mirandesista goleó por un contundente cuatro cero a un CD Sotillo que apenas si generó peligro en el área rival. Fue un choque en el que los locales fueron los dominadores absolutos de la pelota, el ritmo, el gol y, en defintiva, del encuentro. El Sotillo no tuvo un buen dia y anduvo especialmente flojo y timorato en ataque, no lo hizo mal en defensa pero cuando se puso por detrás en el marcador y arriesgó quedaron, demasiado visibles, al descubierto todas sus debilidades y su rival no tuvo piedad.

El partido comenzó con el equipo local intentando llevar el tempo del encuentro. En el minuto doce se adelantarían en el marcador por obra de Imanol, que conseguiría batir al meta rival Brian tras aprovecharse de un centro de Romero desde el costado derecho que primero remató Eric, la pelota se quedó muerta en el área, y finalmente el delantero rojillo aprovechó para marcar. A partir de ese momento el Sotillo trató de irse arriba y lo intentó con jugadas a balón parado, una falta que botó Jony poco más tarde la atrapñó sin apuros el guardameta local. Aún así eran los locales quienes mandaban y seguían acercándose al marco contrario.
Imanol de nuevo probó fortuna con un disparo desde la frontal tras una buena jugada desde el perfil izquierdo de Álex. Pasaban los minutos y el Sotillo no mejoraba ni inquietadaba al rival. Imanol al filo del cuarenta lo volvió a intentar con un mano a mano en solitario ante Brian tras asistencia de Romero, pero su chut se fue lamiendo la cepa izquierda del palo de Brian.
Ya en la segunda mitad el Sotillo estiró sus líneas en busca de la igualada pero adoleció de la mordiente necesaria en la parcela atacante. Elvis lo intentaba en el sesenta y cuatro con una semivolea que se marchó excesivamente desviada y cinco mintuos más tarde de nuevo Elvis, el más activo de los abulenses en la segunda, intentó aprovecharse de un error en el despeje de Jaizkibel pero su remate acabó fuera por muy poco. Fue la mejor visitante, después el filial mirandesista no dio más opciones a su oponente y tomó las riendas del partido finiquitando el choque por la vía rápida, en apenas cinco minutos. 
En el setenta y tres Saúl marcaría a placer tras aprovecharse de un pase al segundo palo de Mikel, que se internó solo en el área rival. Sin tiempo para reponerse el Sotillo encajaba otro gol más, dos minutos después sería Eric el que amplió la brecha en el marcador con un remate con la zurda que se coló por debajo de las piernas del portero. Este gol daba la tranquilidad total a los locales y traía la deseperación a los visitantes. Y más cuando tan solamente tres mintuos después Mikel hacía el cuarto y defintivo tras llevarse el cuero a trompicones y batir al portero con un disparo raso y ajustado al poste. 
A partir de ahí el filial mirandesista mató el encuentro, contemporizó con el reloj y el resultado y el partido trascurrió plano hasta el pitido final, todo ello sin que el Sotillo fuera capaz de generar una sola ocasión de peligro para marcar el gol del honor.
Ficha técnica:
4 CD. Mirandés B: Jaizakibel, Aitor, Caubilla, Álex (Saúl, 60´), Eric, Ortzi, Jorge, Monti, Jon (Molpe, 70´), Imanol, Romero (Mikel, 48´).
0 CD. Sotillo: Brian, Abel, Ángel, Perte, Redondo, Samu, Elvis, Moha (Zapi, 46´), Peri (Isra, 60´), Chenco, Jony (Pablo, 60´).
Goles: 1-0 (12´): Imanol. 2-0 (73´): Saúl. 3-0 (75´): Eric. 4-0 (78´): Mikel.
Árbitro: Pascual Gutiérrez, palentino. Amarilla a Perte, Redondo, Chenco, Pablo.
Campo: Municipal de Anduva. 50 espectadores
Fuente: Área 11