Llegó la primera victoria de la temporada para el equipo Caja Rural. Y qué victoria. El corredor jienense Javier Moreno se ha convertido en el nuevo líder de la 55ª Vuelta Ciclista a Asturias-Julio Álvarez “Mendo” al conseguir llegar en solitario al Santuario del Acebo, final de la etapa reina de esta edición en una jornada épica marcada por la dureza del kilometraje y las condiciones climatológicas y donde los cuatro ciclistas abulenses que toman parte en la carrera astur perdieron una minutada.

Moreno invirtió un tiempo de 6 horas 12 minutos y 55 segundos y llegó con 8 segundos por delante del portugués Sergio Sousa (Barbot-Efapel), 14 sobre Tino Zaballa (Miche-Guerciotti), 34 sobre Hernani Broco (LA-Antarte) y Juan Pablo Suárez (EPM-UNE) y 1:35 sobre su compañero equipo Víctor de la Parte. Stefan Schumacher, líder de la carrera, se dejaba más de 4 minutos y medio en línea de meta y cedía el jersey “Asturias Paraíso natural” al corredor andaluz del Caja Rural cuyo equipo también lidera la general por escuadras.
En la línea de meta la llegada de los abulenses fue del siguiente modo: 80º Miguel Ángel Candil (LA-Antarte), a 36’22”; 81º Rubén García (Selección Española), a 36’22”; 96º Rubén Jiménez (Burgos 2016), a 40’08”; y 100º Noel Martín (Orbea), a 40’13”.
La tercera etapa comenzó en Luarca y el tiempo ya avisaba que sería otro ingrediente más que sumar a lo que ha sido una etapa espectacular. El pelotón salió más tranquilo de lo habitual hasta que Imanol Erviti (Movistar), Pablo Urtasun (Euskaltel-Euskadi) y José Luis Cano (Andalucía-Caja Granada) decidieron marcharse poco antes de pasar por Navia. Posteriormente, a este trío se le unió Cesar Fonte (Barbot-Efapel) y Cristian Meier (United Health Care). El canadiense Meier fue durante muchos kilómetros líder virtual de la prueba pero la aventura del quinteto de escapados finalizaría tras coronar el Pozo de las Mujeres Muertas (1ª) a 30 kilómetros de meta cuando los ciclistas ya había sufrido las inclemencias del tiempo en forma de agua, granizo y fuerte viento. En un descenso peligroso, el corredor local Luis Pasamontes (Movistar) y el cántabro Tino Zaballa (Miche-Guerciotti), lanzaron un ataque que sin embargo no sería definitivo cuando quedaba aún la dura subida final del Alto del Acebo.
Por detrás el trabajo de los equipos EPM-UNE y Caja Rural daba sus frutos y conseguían que sus mejores hombres en esta vuelta Juan Pablo Suárez y Javi Moreno respectivamente llegaran a la cabeza de carrera. En los kilómetros finales lo intentaron sucesivamente Zaballa, Pasamontes y Broco pero finalmente sería el escalador del Caja Rural quien asestaría el golpe definitivo en el kilómetro final que le ha valido para conseguir el primer triunfo de la temporada para su equipo y vestirse de azul en el Santuario del Acebo.
En la clasificación general que sigue comandando el teutón Schumacher, el primero de los abulenses es Miguel Ángel Candil en el puesto 90º, a 54’27”. Tres posiciones más atrás (93º) se encuentra Rubén García, a 58’02”. A 1h 00’17” está Noel Martín, en el lugar 98º. Y el 100º es Rubén Jiménez, a 1h 00”52”.
Mañana se disputará la 4ª etapa entre Cafés Toscaf y Oviedo, de 181 kilómetros con los tramos de pavés del Muro del Chano y Carril, que nos comenta otro de los corredores asturianos y compañero del nuevo líder de la Vuelta a Asturias, Higinio Fernández.
FOTOS: Rafa Carbonero / Vuelta Asturias
COMENTARIO 4ª ETAPA VUELTA ASTURIAS 2011 Cafés Toscaf – Oviedo, 181 kms.
Por Higinio Fernández (Caja Rural)
A priori y observando el perfil de la 4ª etapa de la Vuelta a Asturias 2011 entre Cafés Toscaf y Oviedo, de 181 kilómetros parece una etapa de transición dentro de una edición que se presenta muy emocionante y yo pienso que efectivamente será así. Ya vimos como el año pasado se formó un fuga con bastantes corredores que costó controlar por parte del pelotón.
La primera parte no dejará tiempo para descansar ni un momento, siempre en continuo sube y baja hasta llegar a Luarca. Allí seguro que la afición asturiana responderá como el año pasado y animarán a todos los ciclistas a su paso por esta bonita localidad. Posteriormente se ascenderá el puerto de la Espina, en el que previsiblemente no debe ocurrir nada importante en cuanto a sorpresas de cara al final de etapa porque aún nos encontramos muy lejos de meta y sobre todo porque venimos del día anterior que habrá sido durísimo para todos nosotros y posiblemente haya dejado la clasificación general bastante clara. La llegada a Oviedo será dura y pienso que puede llegar un grupo bastante numeroso. Saludos