Ángel G. Alameda / El Real Ávila recibe en la tarde del domingo al Briviesca en un encuentro en el que a los abulenses solo les cabe un resultado: la victoria en su feudo ante un contrario que también se juega mucho. Si los locales necesitan los tres puntos para conservar opciones de clasificarse para poder disputar el play off, los visitantes están inmersos en la lucha por permanecer en Tercera División.

Si no ganamos, cerramos el kiosco”. Así de contundente se ha mostrado Jonathan Prado, el entrenador encarnado. El principal problema no está en el equipo rival sino en el propio Real Ávila, incapaz de perforar la portería contraria. Prueba de ello es que únicamente ha anotado un gol en las seis últimas jornadas, contrastando con la fortaleza defensiva, dado que en ese período la portería defendida por Alberto no ha recibido tanto alguno.

A ver si abrimos en casa la lata y cambiamos la dinámica a nivel ofensivo para conseguir la victoria”, es la pretensión del técnico local para mejorar la situación y afrontar la recta final del campeonato con opciones. Al míster le basta con ganar por uno a cero. Espera que les eche una mano la Arandina derrotando al Numancia B, con lo que la ventaja de éste podría reducirse a cinco puntos, acercándose más a la cuarta plaza.

Además, Prado quiere aprovechar las generosas dimensiones del Adolfo Suárez y su césped, al que considera “como uno de los mejores” en los que han podido jugar esta temporada. Espera también el desgaste físico en la segunda parte de los futbolistas más veteranos del equipo visitante, del que señala que su juego es muy similar al de la primera vuelta pese al cambio de entrenador, habiendo experimentado sus jugadores un comportamiento diferente porque ahora “compiten mejor”.

El Briviesca viene de encadenar siete jornadas seguidas sin perder, con un triunfo por la mínima al Uxama y cinco empates, tres de ellos a cero -uno con la Arandina- y los dos restantes a uno. En la capital abulense tratará de seguir con esta buena racha y si es posible sumar la tercera victoria de la temporada, en la que asimismo ha acumulado 11 empates y 14 derrotas, que con 17 puntos le otorgan la decimoctava posición en la tabla, una de las que dan el pasaporte a la categoría regional.

Ante el equipo burgalés, el Real Ávila ha obtenido su mejor resultado a domicilio (1-4), con hat-trick de Iván Vila y un tanto de Peli, todos anotados en el segundo tiempo tras adelantarse a los diez minutos Sedano para el Briviesca, que es el segundo equipo menos goleador del grupo VIII, con 21 tantos, y el tercero más goleado, al haber encajado 54.

En la plantilla encarnada solo hay dos bajas para este partido. La del lesionado Rubén Ramiro y la del defensa Garretas por acumulación de cinco tarjetas amarillas.

La convocatoria realizada por el Briviesca incluye a los porteros Chema y Marcos; los defensas Cristian, Saúl, Pibe y Asier; los medios Iván Espinosa, Alvario y Sedano; y los delanteros Soto, Hontoria, Renedo y Juanpa.

REAL ÁVILA – BRIVIESCA

Domingo 17 de marzo de 2019

Hora: 17,00

Campo: Estadio Adolfo Suárez

Árbitro: Daniel Gómez Esteban (Zamora)

Asistentes: Diego Refoyo Matellán y Óscar Alonso Merino