Kodiu Madou, jugador del Astorga al que profirieron insultos racistas cuando fue expulsado

@deportesavila / Entre las resoluciones adoptadas por el Juez Único de Competición de la Real Federación Española de Fútbol, correspondientes a la primera jornada del Grupo VIII de Tercera RFEF, se encuentra la propuesta de sancionar al Real Ávila por “menosprecio o consideración” por los hechos sucedidos en el partido disputado en el Estadio Adolfo Suárez que le enfrentó al Atlético Astorga.

Lo que aconteció en el encuentro surgió cuando fue expulsado por doble tarjeta amarilla el jugador de color del Atlético Astorga, Kodiu Madou. Cuando se retiraba del terreno de juego en el minuto 77 algunos aficionados le infirieron insultos de carácter racista, por lo que el árbitro segoviano Ángel Manso pidió al delegado de campo que a través de la megafonía del estadio se solicitara que dejasen de producirse esos insultos.

El Juez Único se basa para proponer la sanción en el artículo 113 del Código Disciplinario de la Real Federación Española de Fútbol que establece que “los comportamientos y actos de menosprecio o consideración a una persona o grupo de personas en relación con su origen racial o étnico… son infracciones de carácter grave”. En el apartado 3 del precepto citado establece una sanción pecuniaria de entre 500 a 6.000 euros en las competiciones no profesionales de entre 500 a 6.000 euros, que recaería en el Real Ávila.

Además, el órgano disciplinario propone una multa de 0 a 500 euros a quienes hayan realizado los actos de menosprecio de carácter racial o étnico.