Luis Carlos González de Vega, Ignacio y Fernando Sacristán
Dos medallas consiguieron los púgiles abulenses en el Campeonato de Castilla y León de Koshiki disputado ayer en la Escuela Élite de Salamanca. Los hermanos Fernando e Ignacio Sacristán Cuadrado se enfrentaban entre sí en la final y el primero –perteneciente a la Escuela Élite– se alzaba con la medalla de oro, teniendo que conformarse el segundo –del Sound Body– con la presea de plata, mediante un resultado de 1-3.

Luis Carlos González de Vega (Sound Body) perdía en semifinales contra un competidor salmantino muy experimentado, sin lograr encontrar la distancia en la que puntuar.
«Es la primera vez que presentamos competidores a esta prueba que permite desarrollar todo el arsenal del kickboxing más oriental con unos tiempos de combate muy peculiares, con la intención de que cojan rodaje y experiencia en competición en modalidades de contacto controlado, antes de participar en pruebas duras«, comenta Juan José Velayos, técnico de los deportistas del Sound Body.
El koshiki es un reglamento de competición ideado en Japón que se realiza en tatami y con casco con máscara de metacrilato y peto, admitiendo el golpeo con rodillas, puños piernas, codos al cuerpo, enganches y proyecciones, con unos tiempos de combate de cinco asaltos de 30 segundos, con 15 de descanso, y en el que se adjudica la victoria al que primero gana tres asaltos, con un contacto controlado (-40% de potencia).