El Juez Único de Competición sanciona con dos encuentros al encarnado Koke y al verdiblanco Abel, imponiendo multas económicas que totalizan casi 550 euros
José Manuel Manzano, técnico del Real Ávila, ha sido suspendido con tres partidos al igual que el de la Cebrereña, Luis Ortega, según ha determinado el Juez Único de Competición del Grupo VIII de Tercera División en relación con las expulsiones que sufrieron ambos la pasada jornada. El motivo alegado por el órgano jurisdiccional para justificar su castigo es “por protestar ostensible o reiteradamente a los árbitros”.

Un jugador de cada uno de los equipos abulenses que militan en categoría han sido sancionados con dos partidos “por menospreciar a los árbitros”. Es el caso de Koke por parte del Real Ávila y de Abel en el lado cebrereño. Además, el encarnado José María recibió su quinta amonestación ante el Almazán por lo que deberá cumplir con un encuentro de castigo.
 

El Juez Único de Competición ha sido especialmente duro en el aspecto económico con los dos clubes de Ávila. La ‘Cebre’ tendrá que abonar un total de 302,5 euros, de los que 202,5 corresponden a las multas impuestas a jugadores y técnico y 100 “por incidentes leves del público” en el partido disputado en El Mancho frente al Villaralbo. Y es que junto a Luis Ortega y Abel han sido amonestados esta semana Beba, David Terleira, Ángel, Gabri y Álvaro.
 

Por su parte el Real Ávila ha sido multado con un total de 145 euros, de los que 50 son por no presentar delegado y 195 corresponden a las sanciones a Manzano, Pepe García –segundo entrenador- y los jugadores Koke, José María, Pablo Simón, Larsson y Piru, quedando estos dos últimos advertidos de suspensión por acumulación de cuatro tarjetas amarillas al igual que el entrenador de la Cebrereña, Ortega. Por cierto que el próximo rival del Ávila, Atlético Tordesillas, no podrá contar con el defensa Nico, castigado con un partido por acumulación de cinco amonestaciones.
 

En categoría regional señalar que el técnico del Bosco de Arévalo juvenil reincide al ser suspendido nuevamente. Jorge García Baños deberá estar dos partidos sin sentarse en el banquillo. A su vez, Patri, jugadora del equipo de la Casa Social que milita en la regional femenina, tras ser expulsada la pasada jornada, ha sido castigada con un encuentro.