A. Goal / El Diocesanos UCAV sumó los tres puntos en juego frente al Real Ávila y pasa a ser el primero en escribir su nombre entre los victoriosos del novedoso derbi entre equipos de la capital en Tercera División. Aunque se adelantaban los encarnados antes del descanso, remontaban los amarillos en la segunda mitad.

Dicen que no hay peor cuña que la de la misma madera. Dos de los muchos ex jugadores del Real Ávila en las filas colegiales, Oli e Iván Vila, sentenciaron a su antiguo equipo, el mismo que no les renovó en su momento. Un dato anecdótico en un partido de ida y vuelta, intenso y con poco fútbol, donde ganó el que creyó más, fiel a su espíritu de no dar su brazo a torcer y de saber sacar rendimiento en su campo de Sancti Spíritu.

Los visitantes, vestidos para esta ocasión de camiseta azul y pantalón blanco, fueron más prácticos en la primera mitad y se fueron al descanso con ventaja, superando a los locales, que estrenaban equipación y que en el segundo tiempo sacaban partido a balón parado mojando la oreja al vecino, acomodado con una mínima renta que les hacía creer que se iban a ir con los tres puntos navegando unos metros por el río Chico hasta el Adolfo Suárez.

El encuentro empezó sin que un contendiente dominase al otro y sin un control claro del juego. Mayor presión ejercía el ‘Dioce’, buscando sorprender con acciones rápidas a Johan, que paró sin mayores problemas sus tentativas. El Real Ávila a su vez confiaba en aprovechar algún error del rival para adelantarse en el marcador. Los dos bandos jugaban con balones largos de un campo a otro, aunque sin crear demasiado peligro en las áreas.

No fue sino hasta el minuto 27 cuando se produjo el primer tiro del Real Ávila por medio de Álex Garrido, que iba flojo a las manos de Darío. Cuatro más tarde llegaba la primera ocasión clara para marcar de los de Somoza. No se entienden Llorián y Johan, que sale de su portería, y Quique, escorado a la derecha, efectuaba un disparo con la portería vacía que pegaba en el lateral de la red.

Se adelanta el Real Ávila

El tiempo pasaba y no se registraba acción digna de mencionar hasta que a cinco minutos para el descanso Javi de Mesa le manda la pelota a Borja Rubiato, que dentro del área firmaba un remate por encima de Darío, que había salido del marco dudando ante la desprotección de su defensa. El guardameta no pudo hacer nada para que el veterano delantero estableciera el 1-0.

Tras el descanso y cuando se habían cumplido tres minutos desde la reanudación, Rubén Ramiro estuvo a punto de materializar el segundo en el lanzamiento de una falta que rechazó Darío, a punto de ser sorprendido. Más tarde arrancaba con rapidez Rubén Ramiro, quien cedía el balón a la izquierda a Álex Garrido cuyo disparo sin fuerza detuvo el portero colegial.

Conforme pasaban los minutos, los ánimos del anfitrión iban en aumento. Buscaba un golpe de timón para lo que reaccionaba y su versión fue mucho más lúcida e incisiva que la del cuadro visitante. A la hora de juego Juli sacaba una falta desde el medio campo y recogía el esférico Mayorga, cuyo remate no tenía ningún efecto al atraparle Johan. El mencionado Juli se hacía omnipresente en el campo, probando a Johan, que acto seguido impedía el remate de Pablo Negro tras una buena jugada.

El ‘Dioce’ da la vuelta al marcador

El primer golpe del Diocesanos vendría después que en el Real Ávila José Manuel Jimeno realizase tres cambios que no sentaron nada bien a su equipo. Un saque de falta de Juli lo remataba Oli, batiendo a Johan, sin que lo celebrase el el central por respeto a su anterior club.

Tablas en el marcador con las que no se conformaban los locales, mientras que en el lado visitante el empate a uno se le atragantaba y quedaba a merced del contrario. Solo cabe citar en el conjunto encarnado una internada de Rubén Ramiro al área amarilla, quitándole a los pies el balón Darío. Después de esta acción la nada en el Real Ávila, encerrado en su campo para defenderse del acoso del ‘Dioce’.

Somoza, entrenador colegial, había movido el banquillo con la entrada primero de Iván Vila y después de Vicente. Dos delanteros con los que buscaba contundencia. Era Vila el que a dos minutos para la conclusión anotaba el gol del merecido triunfo del Diocesanos. De nuevo Juli saca una falta, saltando el delantero vasco para cabecear y marcar por la escuadra, fijando el definitivo 2-1, dejando helados a los encarnados, más que el gélido frío existente.

Con este resultado, el Real Ávila continúa segundo en la clasificación, pero ya con una desventaja de ocho puntos respecto al líder, Gimnástica Segoviana, que no fallaba en su visita al Numancia B y le derrotaba por un 0-3, manteniéndoe con pleno de victorias. Por su parte, el Diocesanos se sitúa quinto con diez puntos, los mismos que el Mirandés B y Burgos Promesas, reduciendo la distancia con el Real Ávila a seis puntos.

FICHA TÉCNICA:

2 Diocesanos UCAV: Darío; Nacho (Vicente, m. 82), Mario Hidalgo, Oli, Héctor; Pablo Negro, Víctor, Ángel Encinar, Quique (Josito, m. 82); Mayorga (Iván Vila, m. 62) y Juli (Diego Pose, m. 92).

1 Real Ávila: Johan; Carlos Pascual, Dani Tena, Marcos, Llorián; Rubén Ramiro, Domingo, Sergio Ramos, Javi de Mesa (Cristian, m. 62); Álex Garrido (Calderón, m. 64) y Borja Rubiato (Marcelo, m. 69).

Goles: 0-1 (Borja Rubiato, m. 40), 1-1 (Oli, m. 72) y 2-1 (Iván Vila, m. 88).

Árbitro: Antonio del Bosque (Ávila), asistido por Ismael Estévez y Roberto Jiménez. Mostró tarjeta amarilla a los locales Víctor, Héctor, Oli y Pablo Negro; y a los visitantes Álex Garrido, Calderón, Sergio Ramos, Domingo, Cristian y Jorge Solano (segundo entrenador).

Incidencias: Encuentro correspondiente a la octava jornada del Subgrupo B del Grupo VIII, disputado en el campo B de Sancti Spíritu.