El calor y la crono nocturna se dejaron notar en la segunda etapa de la Vuelta a España

Carlos Sastre acusaba en la meta de Marbella, final de la segunda etapa de la Vuelta a España, el cansancio de una jornada disputada bajo una temperatura que rondó los 40 grados. El corredor bielorruso Yeuheni Hutarovich sorprendió a sus rivales en el sprint, a los que se impuso tras 173 kms. desde la salida en Alcalá de Guadaira.

El día de hoy ha sido especialmente duro, tras el poco descanso que hemos tenido tras la etapa nocturna de ayer. Hemos sufrido un calor insoportable. Los primeros 130 kilómetros de carrera se notaba a la gente realmente cansada”, comentaba el jefe de filas del equipo Cervélo, que terminó en la etapa en el puesto 158º con el mismo tiempo que Hutarovich.

Yo no he tenido ningún problema. El equipo ha trabajado bien y lo más importante hoy era mantenerse hidratado durante toda la carrera y, sobre todo, no perder tiempo en la parte final de la carrera y evitar posibles caídas que puedan impedirme estar donde quiero estar”, finalizaba el ciclista abulense que se encuentra clasificado en el puesto decimoctavo de la general, a 25 segundos de Mark Cavendish, gracias a la buena contrarreloj que hizo su equipo en la primera etapa, en la que marcaron el tercer mejor tiempo. Este lunes se disputará la tercera etapa que unirá Marbella con Málaga, de 156 kilómetros, con un puerto de segunda categoría.