Dos triunfos y cuatro derrotas es el balance de la última jornada de la Escuela Municipal de Baloncesto de Ávila en el año 2010. Quienes salvaron los muebles fueron el cadete masculino A y el infantil masculino, el primero ganando en casa y el segundo haciéndolo fuera. Destaca la primera derrota encajada como local del equipo A júnior masculino.

Y es que el líder, Maristas Burgos, se impuso en el Carlos Sastre al primer equipo júnior de chicos (41-56), que como consecuencia de su mala salida a la cancha, con un parcial de 2-15, fueron a remolque durante el resto del partido (ver crónica). Quien también perdió fue el júnior B, en este caso en su visita a Santa Marta (57-34). Aunque en el primer cuarto iban igualados con los charros, al descanso éstos ganaban de 14 puntos, con muchas personales acumuladas por los verderones, que vieron como se distanciaba su rival en la segunda parte (ver crónica).
Si el júnior A cedió ante el Maristas, no lo hizo el cadete A masculino, que logró una gran victoria (68-50) frente al equipo burgalés, yendo siempre por delante en el electrónico y con Terceño anotando 22 puntos (ver crónica). En cambio, el cadete B regresó con una abultada derrota de Santa Marta (73-39), donde únicamente se salvó Javi Corvo, autor de 11 puntos (ver crónica).
Las que no aprovecharon la jornada fueron las chicas cadetes. El conjunto A cedió en casa ante el líder, Corazón de María (60-85), perdiendo ya al descanso por 33-41 (ver crónica). El B cayó ampliamente en Santa Marta de Tormes (39-60), aunque aguantaron el primer cuarto (ver crónica).
Por su parte, el infantil masculino logró la segunda victoria de la pasada jornada de la Escuela Municipal, en su visita a Santa Marta (37-64). Nacho fue el máximo anotador de los abulenses, con 22 puntos (ver crónica).
Hasta el fin de semana del 15 y 16 de enero, no volverán a la competición los equipos abulenses, quienes tienen ahora unas semanas de descanso con motivo de la Navidad y Año Nuevo.