@deportesavila / La primera toma de contacto en la cancha del equipo abulense Tierra Castellana Ciudad de Arévalo -segundo clasificado del grupo 9 de Tercera Nacional- ha sido con motivo de la celebración el pasado sábado 5 de enero del torneo de Reyes de fútbol sala. Lo hacía frente a un difícil Atlético Benavente, conjunto de superior categoría, que lidera el grupo 1 de la Segunda División B y en cuyas filas milita Charlie, jugador que ha sido internacional absoluto con España.

Los arevalenses ya se habían medido en pretemporada a los benaventanos, que desde el minuto 1 salieron a por el partido ejerciendo una presión extrema. Todo lo contrario que el cuadro local, muy relajado, actitud que acusó encajando pronto el primer gol, después de un fallo consecuencia de un robo de balón. Luego, la mala suerte y la calidad del rival hizo que al descanso el equipo zamorano se marchase con un 1-4 a su favor.

Tras el descanso, Tierra Castellana presentó otra cara, presionando cada balón y acercándose con peligro a la portería contraria. Consecuencia de ello dispuso de bastantes oportunidades de gol que no cuajaron, bien porque el portero zamorano las impidió, bien porque la fortuna estuvo esquiva.

El choque en el segundo tiempo estuvo más nivelado, con el Benavente lanzado en los últimos minutos al ataque de cinco, creando peligro ante la portería de Luis Sánchez, que debutaba esta temporada debido a las bajas arevalenses y que pese a su inactividad realizó grandes paradas. Frente al meta local, Charlie erró el único doble penalti que falla el internacional esta campaña.

Hay que destacar el buen nivel físico de ambos equipos a pesar de las fechas en que se ha celebrado el partido y también el esfuerzo de la afición por su asistencia, con muchos niños en las gradas. A partir de ahora el equipo morañego se centrará en la liga y luchará por mantenerse en la parte alta de la clasificación.

Por Tierra Castellana Ciudad de Arévalo jugaron: Gobio, Luis, David Fraile, Fofo, Isaac, Honorio, Chino, Garzón, Tato, Álvaro, Sergio y Cuadrado. Este último se estrenaba con el primer equipo.