@deportesavila / El Real Ávila ha presentado este miércoles su primer fichaje para la temporada 2019/2020. Se trata de un viejo conocido de la afición encarnada, Rubén Blanco Rodríguez, conocido futbolísticamente como Rubo que ya jugó hace siete años en el equipo abulense.

Para el director deportivo del Real Ávila, Carlos González, Rubo “es un delantero que aporta mucho trabajo, garra y carácter”. El jugador no se lo pensó mucho al recibir la propuesta. “He seguido al Ávila. Siempre le he tenido un cierto cariño. Aquí estuve muy a gusto y me inculcaron valores positivos”, ha declarado el delantero, que afronta esta etapa con el objetivo de alcanzar el play off y “como algo muy bonito, con muchísima ilusión y ganas de que ruede el balón”.

Con trabajo, garra y carácter los goles llegan”, opina el que será el quinto jugador confirmado de la plantilla para la próxima temporada tras las renovaciones de Johan, Garretas, Llorián y Mayorga. Cree que “este es el año del Real Ávila” pese a que el Grupo VIII será “muy fuerte” al no haber ascendido ningún equipo.

Jonathan Prado conoce a Rubo de su etapa en Valladolid. Sobre el míster encarnado opina que es “muy intenso y transmite todo positivismo y ganas. Me parece un entrenador top y puedo aprender de él”.

El madrileño Rubo acaba de cumplir 26 años. Formado en la cantera del Numancia, con el que llegó a debutar en el primer equipo. Tras su salida del club soriano recaló en el Real Ávila en el 2012 y a mitad de temporada se marchó al Collado Villalba. En 2013 jugó en el Deportivo Alavés B, pasando al año siguiente por los equipos asturianos del Langreo en Segunda División B y del Tuilla. La temporada 2015/2016 militaría en tres clubes: Peña Deportiva, Ceares y Atlético Tordesillas. Desde entonces ha estado en el Borja y en el Tordesillas, así como en la Primera División de Gibraltar jugando con el Europa FC la fase previa de la Europa League.