@deportesavila / Primer test de pretemporada para la Cultural Deportiva Cebrereña en El Mancho-Ángel Sastre para los discípulos de Pepe García, que lo superaron con éxito al obtener la victoria por uno a cero frente al Real Club Deportivo Carabanchel, un equipo de superior categoría.

Los verdiblancos dejaron buenas sensaciones a la numerosa parroquia que se desplazó hasta el campo cebrereño para ver a la ‘Cebre’ ante un difícil rival que había empatado a cero en la capital abulense con el Real Ávila. Los locales pusieron intensidad en sus acciones y los visitantes no se quedaron atrás, buscando el gol sin conseguirlo. Los aficionados pudieron contemplar un bonito y competido partido.

Dos ocasiones fallidas en la primera mitad, una para cada equipo. En el bando local Diego tiró fuera un penalti que se marchó fuera, mientras que en el visitante el balón se estrellaba en el poste.

Sin goles finalizaba la primera mitad y el descanso fue aprovechado por el club cebrereño para entregar una placa en reconocimiento a los casi veinte años de trabajo de David González y José Luis Bragado, que han sido vicepresidente y tesorero del club, respectivamente.

Tras la reanudación y sin que faltasen las ocasiones, en el minuto 74 le anulaban un gol a Pablo por fuera de juego. No ocurriría lo mismo con el mismo futbolista que en el minuto 90 y con el partido a punto de expirar anotaba el tanto de la victoria que otorgaba el trofeo en juego a su equipo, demostrando que también puede aspirar a ser el máximo goleador de la regional de aficionados como lo fue la campaña pasada en la juvenil con la Zona Norte.

El Carabanchel desperdició la oportunidad de empatar en el descuento, errando un penalti en el minuto 91 al estrellar el balón en el palo.

Al finalizar el encuentro se procedió a la entrega de los correspondientes trofeos, de manos del hermano de Adolfo Suárez, Ricardo Suárez; del alcalde de Cebreros, Pedro José Muñoz; y del presidente de la Cebrereña, Ángel Sastre. David Terleira recibía el de campeón y el capitán del Carabanchel el de subcampeón, entregándose a Pablo el de mejor jugador del trofeo.