La Cebrereña estrenó temporada fuera de casa y firmando un valioso empate ante el que está llamado a ser uno de sus rivales directos en la categoría. Locales y visitantes fueron incapaces de mover el marcador en un encuentro marcado por el fuerte calor que reinaba en el Municipal de Anduva a las 15:30 horas de la tarde y que ambos equipos acusaron en exceso. 

Así las cosas, el encuentro resultó de dominio alterno, jugado a rachas y sin un fútbol demasiado preciosista, eso sí, unos y otros marraron ocasiones claras de gol, sobre todo al final de ambas partes, aunque fueron los locales quienes dispusieron de las mejores. 
El encuentro comenzó con mucho centrocampismo. Los dos equipos querían asegurarse que el rival no estuviese cómodo y ni locales ni visitantes conseguían pisar el área contraria. La primera oportunidad del choque no llegó hasta el minuto 22 y fue para los locales en una falta botada por Álex y rematada por Asier. Pero su cabezazo, flojo, lo atrapó el guardameta Jeray sin demasiadas complicaciones.
El Mirandés llevaba el peso del encuentro, pero el conjunto abulense también intentaba poner en apuros la meta de Jaizkibel y en el 31 Juankar lo intentaba con un disparo cruzado que se fue directamente fuera.
El encuentro fue cogiendo ritmo en los últimos minutos de esta primera mitad con llegadas constantes a las áreas para uno y otro equipo. Así, en el 35 Aitor se incorporaba para los rojillos y, tras apurar línea de fondo y centrar, el remate forzado de Carlos se marchaba fuera. Cinco minutos después lo intentaba David Terleira para la Cebrereña con un lanzamiento de golpe franco, pero su disparo se fue por encima del travesaño. 
Ya al filo del descanso Herrero marró la ocasión más clara para el Mirandés en un mano a mano ante el portero visitante, que acabó ganándole la partida al jugador local. Aún hubo tiempo para una última ocasión de la Cebrereña con un remate de Javi Pérez desde la frontal que atrapó el meta local sin problemas.
En la segunda mitad el Mirandés salió dispuesto a llevarse el partido y desde el inicio se hizo con el control del esférico, lanzándose sobre el área rival. Ni siquiera la lesión de Molte, que a los seis minutos de la reanudación tuvo que abandonar el terreno de juego tras sufrir un golpe en el tobillo, alteró a los locales, que a medida que transcurrían los minutos parecían estar cada vez mas cerca del gol. 
Pero le faltaba acierto a los rojillos y en el 61 Eric fallaba un mano a mano con el portero tras un buen pase entre líneas de Álex. Cuatro minutos después de nuevo los locales marraron otra ocasión clara cuando el lateral diestro Carlos se va en velocidad de los centrales, pero su remate se va lamiendo la cepa izquierda de la portería de Jeray. 
Mientras, el conjunto verdiblanco apenas conseguía inquietar la meta local aunque en los últimos compases del encuentro el partido se rompió y locales y visitantes conseguían llegar con peligro hasta el área rival. La sensación de peligro fue constante en esos últimos minutos, aunque no hubo ocasiones claras de gol y al final el encuentro acabó como había comenzado, con el 0-0 en el marcador.
Ficha técnica:
0 CD. Mirandés B: Jaizkibel, Romero, Aitor, Caubilla, Herrero, Molte (Jorge, 51´), Carlos (Mikel, 78´), Álex, Jony, Saúl, Asier (Eric, 46´).
0 Cultural D. Cebrereña: Jeray, Super, Ruba, Héctor, Juanma, Jota, David Ávila (Mario, 63´), Javi Pérez (Rubén, 80´), David Terleira (Javi Prieto, 73´), Juankar, Aitor.
Árbitro: Diez Maraña (Colegio palentino). Tarjetas amarillas a Herrero, Alex, Jorge; Juanma, Jota, JUankar.
Campo: Polideportivo Municipal de Anduva. 100 espectadores.
Fuente: Área 11