@deportesavila / El pasado viernes se celebró en Madrid la Asamblea General de la Federación Española de Baloncesto, que aprobó las bases de competición de las diferentes categorías para la temporada 2019/2020.

Descendido desde la LEB Plata, al Óbila Club de Basket le corresponderá jugar en liga EBA, división que presentará como principal novedad la formación de las plantillas, que deberán tener como mínimo ocho jugadores de formación, permitiéndose tan solo disponer de un jugador extracomunitario.

Se consideran jugadores de formación los comunitarios o asimilados que entre su primer año de categoría cadete y su primer año como sénior (ambos inclusive) hayan estado inscritos con cualquier club afiliado a la FEB en un período, continuado o no, de tres temporadas. Para que puedan ser computadas las temporadas se exige al menos seis meses de permanencia en cada una de ellas.

En EBA habrá cinco conferencias en función de las diferentes comunidades autónomas. En el caso del Óbila quedaría encuadrado en uno de los dos grupos de 14 equipos cada uno de la Conferencia A, que incluye a Galicia, Asturias, Cantabria, Castilla y León, Navarra, La Rioja y País Vasco. El calendario de competición está pendiente de ser elaborado.

Tras la celebración de la liga regular, se disputarán dos fases de ascenso, con dos subgrupos cada una, por el sistema de liga de todos contra todos a una sola vuelta (tres jornadas). Ascenderán a LEB Plata seis equipos, los primeros de los cuatro subgrupos y los dos vencedores de los encuentros entre los segundos de esos subgrupos.

Los clubes participantes en EBA están obligados a abonar una cantidad total de 5.900 euros en concepto de derechos de arbitraje, gastos de desplazamiento, manutención y arbitraje, abonando 2.400 euros el l0 de octubre de 2019 y la misma cantidad el 10 de enero de 2020, mientras que el 10 de abril de 2020 pagarán 1.100 euros.

El plazo para inscribirse en la liga EBA finaliza el 8 de julio, a las 13:00 horas, debiendo abonar cada equipo una cuota de inscripción de 1.000 euros y depositar un aval bancario de 8.000 euros.

Foto: FEB