@deportesavila / El pasado fin de semana tuvo lugar en la piscina Río Esgueva de Valladolid la Copa de Clubes de Castilla y León absoluta donde el Club Natación Ciudad de Ávila participó con un total de quince nadadores, logrando situarse en novena posición.

La actuación más que destacada correspondió al nadador Marcos Benito (2004), que tras tener que renunciar a una de sus pruebas estrella, los 400 estilos, debido a problemas de espalda con los que tuvo que competir el resto de pruebas, consiguió las mínimas para el campeonato nacional infantil de verano en 100 (1:03.32) y 200 mariposa (2:22.31), así como la mínima del campeonato nacional de invierno en los 200 mariposa. Exquisita participación que completó con mejores marcas en 50 libres (27.60) y 200 estilos (2:26.27).

En categoría femenina, la nadadora María Sacedo (2005) deslumbró al resto de nadadoras en la prueba de 100 mariposa (1:10.88), quedándose a menos de medio segundo de la mínima nacional, y colocándose primera en el ranking de Castilla y León en categoría infantil, lo que apunta a que será seleccionada para el campeonato nacional por comunidades autónomas, donde sin duda conseguirá dicha mínima nacional. Además, logró rebajar en nada menos que ¡17 segundos! su mejor marca de 200 mariposa (2:39.83) con la que ya se alzó con el oro en el pasado territorial alevín de verano.

En el equipo del Ciudad de Ávila, liderado por los más pequeños, tuvo una brillante actuación el nadador Héctor Torres (2001), consiguiendo varias mejores marcas y logrando colocarse en los primeros puestos en las pruebas de 200 braza y 200 mariposa, teniendo una imprescindible aportación en todos los relevos, donde alcanzó una destacada marca de 59.36 en los 100 libres.

Completaron el equipo masculino Juan Daniel Blanco (1992) y Denis Braicau (2003) en las pruebas de espalda, Antonio Braicau (2000) y Rodrigo Leralta (2004) en las pruebas de braza, así como Ángel Férnandez (2002), Sergio Salinero (2001) y Álvaro Descalzo (2004) en las pruebas de crol.

En el equipo femenino estuvieron además las nadadoras Ángela Abad (2002), y Sara Heredero (2004), que a pesar de no obtener sus mejores prestaciones, consiguieron luchar entre las mejores de Castilla y León en las pruebas de espalda y mariposa, así como en las pruebas de estilos y medio fondo respectivamente. Asimismo, Claudia Álvarez (2002) tuvo una destacada actuación en las pruebas de braza, así como Guiomar Barba (2003) en las pruebas de braza y medio fondo, completando el equipo femenino la nadadora Julia Blázquez (1999) en las pruebas de espalda.

De esta manera, el reducido equipo del Club Natación Ciudad de Ávila, que tuvo que hacer frente a un elevado número de pruebas, así como conseguir completar todos los relevos, con buenos resultados, logrando colocarse en el top ten, tanto en categoría masculina como en femenina de la natación absoluta de Castilla y León.