@deportesavila / Con gran ambiente y expectación en la explanada del Lienzo Norte, la capital abulense era el escenario del que partía la decimovena etapa de la Vuelta Ciclista a España, con final en Toledo y victoria del francés Remi Cavagna (Deckeunick-Quick Step), culminando una fuga de diez unidades casi desde el inicio de la jornada.

La etapa servía para homenajear y unir en la distancia a dos legendarios escaladores del ciclismo español que fueron rivales en la década de los sesenta del pasado siglo: Julio Jiménez ‘El Relojero de Ávila’ y Federico Martín Bahamontes ‘El Águila de Toledo’.

Los 158 corredores supervivientes tomaban la salida neutralizada a la una y veinte minutos del mediodía desde el inicio del adoquinado de la Ronda Vieja, repleto de público. El alcalde de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, cortaba la cinta en presencia de los ex ciclistas Julio Jiménez y Carlos Sastre.

Tras pasear por las calles abulenses, en la carretera N-403 tenía lugar la salida lanzada y en las primeras rampas se formaba la escapada del día con once ciclistas. Diez de ellos coronarían destacados la cima de La Paramera, el único puerto puntuable, de 3ª categoría, por donde pasaba primero Bruno Armirail (Groupama-FDJ).

Los fugados alcanzaron más de tres minutos y medio de ventaja, pasando por las localidades abulenses de El Barraco, El Tiemblo, Santa María del Tiétar, La Adrada y Sotillo de la Adrada, además de por la Comunidad de Madrid y la provincia de Toledo.

Afectados por la lluvia y el viento, al cruzar la localidad toledana de Escalona y cuando habían transcurrido 98 kilómetros, en una curva se produjo una caída masiva que afectó al líder, Primoz Roglic (Jumbo-Visma y al maillot blanco, Miguel Ángel ‘Superman’ López (Astana). Apretaron el ritmo los componentes del Movistar para dejarlos atrás, aunque a 16 kilómetros para meta tenía lugar la fusión del pelotón, del que ser descolgaba momentáneamente Roglic, recuperando acto seguido su posición en el grupo.

Por delante, Remi Cavagna se adelantaba a sus acompañantes y llegaba a la meta con un tiempo de 3 horas, 43 minutos y 34 segundos, con cinco segundos de ventaja sobre el irlandés Sam Bennet (Bora) quien encabezaba el grupo principal.

No hay cambios entre los favoritos de la clasificación general que sigue comandada por Roglic, quien defenderá su maillot rojo en la dura etapa del sábado entre Arenas de San Pedro y la Plataforma de Grdos, con 194,5 kilómetros y seis puertos en el camino.